La reactivación comenzó en el centro de Quito
El liderazgo de Leonidas Iza se perfila por dos esce…
‘Couriers’ aceleran su labor para igualarse con retr…
Mujeres guayaquileñas diseñan su futuro con cada puntada
Vacaciones entre pasado y presente, Buenos Aires a p…
El ECU 911 registró un 12% menos de emergencias que …
Ciudadanía volvió a los parques después del paro nacional
Ciudadanos pugnan por un cilindro de gas en Quito

Un insecto asesino fósil de 50 millones de años fue hallado

Los investigadores nombraron al nuevo insecto asesino Aphelicophontes danjuddi, en honor a un donante. Foto: cortesía Universidad de Illinois

Los investigadores nombraron al nuevo insecto asesino Aphelicophontes danjuddi, en honor a un donante. Foto: cortesía Universidad de Illinois

Los investigadores nombraron al nuevo insecto asesino Aphelicophontes danjuddi, en honor a un donante. Foto: cortesía Universidad de Illinois

El Aphelicophontes danjuddi es un insecto fosilizado diminuto y su cápsula genital, llamada pitóforo, tiene aproximadamente la longitud de un grano de arroz. Es notable, dicen los científicos, porque las características físicas del espécimen, desde el patrón de bandas en negrita en sus patas hasta las características internas de sus genitales, son claramente visibles y están bien conservadas.

Recuperado de la Formación Green River en el actual Colorado, el fósil representa un nuevo género y especie de insectos depredadores conocidos como insectos asesinos. El hallazgo de este ejemplar fue publicado en la revista Papers in Palaeontology.

Descubierto en 2006 al romper una losa de roca, el insecto fosilizado se dividió casi perfectamente de la cabeza al abdomen. La fractura también partió el pitóforo en dos. Un comerciante de fósiles luego vendió cada mitad a un coleccionista diferente, y los investigadores los rastrearon y reunieron para este estudio.

Ser capaz de ver los genitales de un insecto es muy útil cuando se trata de determinar el lugar de un insecto fósil en su árbol genealógico, dijo Sam Heads, paleontólogo del Estudio de Historia Natural de Illinois y experto en genitales de insectos fósiles. Él dirigió la investigación con Daniel Swanson, estudiante de posgrado en entomología de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign.

Las especies a menudo se definen por su capacidad para aparearse con éxito entre sí, y las pequeñas diferencias en los genitales pueden conducir a incompatibilidades sexuales que, con el tiempo, pueden resultar en el surgimiento de nuevas especies, dijo Swanson. Esto hace que los genitales sean un buen lugar para concentrarse para determinar una especie de insecto dentro de una familia.