6 de noviembre de 2020 18:20

¿Las fundas desechables son el plástico que más se usa en Ecuador?

Las fundas tipo camiseta para acarreo de productos o alimentos son los plásticos de un solo uso más empleados en el Ecuador, según el Ministerio del Ambiente. Foto: Pxhere.

Las fundas tipo camiseta para acarreo de productos o alimentos son los plásticos de un solo uso más empleados en el Ecuador, según el Ministerio del Ambiente. Foto: Pxhere.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Isabel Alarcón

Las fundas tipo camiseta para acarreo de productos o alimentos son los plásticos de un solo uso que más se utilizan en Ecuador. Si la Ley Orgánica para la Racionalización, Reutilización y Reciclaje de Plásticos de un Solo Uso es aprobada por el Ejecutivo, estas no podrán comercializarse en el país, a menos que integren un porcentaje de material reciclado en su fabricación.

Aproximadamente 1 500 millones de las fundas desechables son empleadas cada año en Ecuador. El mayor problema es su reciclaje o aprovechamiento. Estas tienen un promedio de vida de 15 minutos y solo 5 de cada 10 son reutilizadas por única vez. Después son desechadas al igual que sorbetes, botellas y vajillas de este material.

La Ley Orgánica para la Racionalización, Reutilización y Reciclaje de Plásticos de un Solo Uso fue aprobada la noche del miércoles 4 de noviembre del 2020 por el Pleno de la Asamblea Nacional. Los objetivos son reducir progresivamente los plásticos desechables, incentivar la generación de estos residuos y promover su aprovechamiento o reciclaje.

1 500 millones de fundas plásticas desechables son utilizadas al año en Ecuador. Captura video

Según datos del 2018 del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, el 78,40% de los hogares ecuatorianos utilizan bolsas de plástico desechables para realizar sus compras. El 19% prefiere las de tela o material reutilizable y el 2,60% opta por las bolsas o contenedores de papel o cartón.

Esta situación es diferente en Galápagos, donde las fundas de tela son las más utilizadas por sus habitantes. El porcentaje de hogares que utilizaban estas fundas en las islas era de 20,93% en 2014. En 2015 pasó a 96,61% y en el 2018 a 92,80%. Este punto es utilizado como una de las referencias en la nueva ley, que demuestra la incidencia de la prohibición de plásticos de un solo uso en los cambios de hábitos de las personas.

Con la Ley Orgánica aprobada en la Asamblea, la exigencia es que, a partir de los 18 meses de su entrada en vigencia, las bolsas plásticas cuenten con un 12% de materia prima reciclada postconsumo. En 36 meses deben tener el 30% y en 48 meses el 60%.

Sector plástico se prepara para los cambios

Arturo Sánchez, vicepresidente de la Asociación Ecuatoriana de Plásticos (Aseplas), explica que esta ley no se refiere a una prohibición de los plásticos, sino a un uso responsable y a una reducción del consumo. Ahora el enfoque de estas empresas está en incorporar el material reciclado a sus productos. Esto tranquiliza al sector del plástico, dice, ya que les permite seguir trabajando.

Ante la aplicación de la Ley Orgánica de Simplificación y Progresividad Tributaria, que establece el cobro de USD 0,04 por cada funda plástica, muchas de estas empresas ya modificaron sus productos este año. La opción para evitar que se cobre el impuesto fue añadir un 50% de material reciclado post consumo.

Sánchez dice que las cadenas de supermercados, farmacias y grandes tiendas en general han optado por pedir estas bolsas. Actualmente, se están preparando con la inversión necesaria y la adecuación de maquinaria para reciclar, lavar el plástico y volver a utilizarlo. Para esto, también es necesario que las personas colaboren y que separen adecuadamente los desechos.

El reciclaje es necesario para cumplir con lo planteado en la ley

Para Pietro Graziani, consultor ambiental de la Cooperación Italiana, este es un gran paso hacia la reducción del uso de plástico en el país y en temas ambientales. Los plazos fijados dan tiempo suficiente para que se trabaje en aspectos como la sensibilización y educación ambiental para que la normativa sea implementada adecuadamente.

Graziani explica que se debe fortalecer el reciclaje. Actualmente solo se recupera entre el 4% y 6% de los residuos generados. Al incorporar material reciclado a las bolsas plásticas se evita que estas terminan en un relleno sanitario, pero pocos municipios están en capacidad de recuperar la funda de origen y realizar el tratamiento para volverla a usar. Allí está el desafío, dice el consultor ambiental. Además, cree que es importante el involucramiento de los municipios, pero no se les debe delegar completamente la responsabilidad.

Las bolsas con material reciclado, ¿son biodegradables?

Claudia Andrade, coordinadora de Reciveci, también considera que la nueva ley es un paso importante, que debe ir acompañada por una etapa de educación e información. El segundo paso, dice, es mejorar el texto en sentido de aplicabilidad. Uno de los temas que le preocupa es la incorporación de material reciclado a las bolsas. Es importante entender que las fundas con materia prima post consumo no son biodegradables.

Andrade explica que las bolsas pierden sus características físicas originales y se convierten rápidamente en basura, ya que son débiles y no pueden ser reutilizadas. Por otro lado, dice, es positivo que la normativa demuestre que el plástico de un solo uso no es necesario para la vida diaria.

Las bolsas oxobiodegradables tampoco son consideradas como degradables. Andrade dice que estas fundas tienen un aditivo que no biodegrada, sino que fragmenta. El problema de esto es que se generan microplásticos y es más difícil darles algún tipo de tratamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)