Ruta aérea diaria entre Guayaquil y Bogotá se abrirá…
¿En qué mesa me toca votar elecciones 2023?
Expolicías son llamados a juicio por el asesinato de…
Los fuertes oleajes causaron 30 emergencias en Ecuador
Inversión pública de Ecuador en enero de 2023 fue la…
Resultados de elecciones 2023, ¿cuándo se conocerán?
Acoso sexual en redes acecha a los jóvenes en Ecuador
Baja exportación de hortalizas frenó el crecimiento …

Mujer del FBI se casó con combatiente de Estado Islámico al que debía espiar

voló a Turquía y cruzó la frontera para casarse con un combatiente del EI.

voló a Turquía y cruzó la frontera para casarse con un combatiente del EI.

Imagen referencial. La exagente voló a Turquía y cruzó la frontera para casarse con un combatiente del EI. Foto: Wikicommons

Una traductora del FBI que fue contratada para espiar a un militante alemán del grupo yihadista Estado Islámico (EI) se sintió atraída por él y se escapó a Siria para casarse.

De acuerdo a documentos judiciales conocidos el martes, Daniela Greene, quien tenía acceso a información confidencial de alto nivel, les contó a sus colegas de la oficina de Detroit del FBI que viajaría a Alemania por unas semanas para ver a sus padres en junio de 2014.

En cambio, voló a Turquía y cruzó la frontera para casarse con un combatiente del EI. Él no estaba identificado en los documentos, pero de acuerdo a la CNN se trata de Denis Cuspert, un conocido exrapero alemán que usaba el nombre de Desso Dogg.

Cuspert fue declarado oficialmente como terrorista a comienzos de 2015 por el Departamento de Estado estadounidense, que lo describió como un reclutador del EI que se centraba en germano-hablantes y señaló que había aparecido en varios videos del grupo, incluyendo algunos en los que sostenía la cabeza cortada de oponentes del Estado Islámico.

Daniela Greene y Cuspert se casaron el 27 de junio de 2014, pero poco después ella comenzó a buscar una salida. “Realmente hice un lío en este tiempo”, le contó a un amigo por correo electrónico en julio de ese año.

Los documentos de la corte no explican cómo escapó del territorio del EI, pero para comienzos de agosto volvió a Estados Unidos, donde fue arrestada. De inmediato confesó y empezó a cooperar con los fiscales estadounidenses. Recibió una condena de 24 meses de prisión y fue liberada el año pasado.