16 de diciembre de 2018 00:00

Falta consenso para combatir el cambio climático

La Conferencia de las Naciones Unidas (COP24) reveló las diferencias entre los países desarrollados y las naciones más pequeñas. Foto: EFE.

La Conferencia de las Naciones Unidas (COP24) reveló las diferencias entre los países desarrollados y las naciones más pequeñas. Foto: EFE.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Tendencias
(I)
tendencias@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP24) se inició con un llamado de atención a tomar medidas urgentes, pero estuvo marcada por la falta de concesiones de las principales potencias mundiales. Durante el plenario del viernes, 14 de diciembre del 2018, la elección del lugar donde se llevará a cabo la próxima COP fue lo único que pudo ser decidido sin demoras. La postulación de Chile fue aceptada durante el evento sin discusiones.

Tras la negativa de Brasil a ser la sede de la COP25, como ya estaba previsto, Chile y Costa Rica mostraron su predisposición para albergar el siguiente encuentro ambiental y de esta forma lograr que la conferencia aún se mantenga en la región. Finalmente, el país centroamericano retiró su candidatura y se comprometió a ayudar al otro postulante en la organización del evento.

Carolina Schmidt, ministra chilena de Medio Ambiente, explicó durante el plenario que ambos países trabajarán juntos para el próximo encuentro. Costa Rica, además, será la sede de la PreCOP que se realizará previo a la Cumbre sobre el cambio climático.

Schmidt aclaró que su país defiende la idea de que “el desarrollo económico y social solo es posible si se cuida del ambiente” y dijo estar comprometidos con la mitigación y adaptación al cambio climático para lograr el progreso de los países de la región. Esto se contrasta con las actitudes tomadas por Brasil, que retiró la oferta del actual mandatario, Michel Temer, a albergar la COP25 debido a estar en un proceso de transición.

La posición que tomará este país con el nuevo presidente Jair Bolsonaro fue una de las preocupaciones que surgió durante esta COP realizada en Polonia. Durante su candidatura se habló de la posibilidad de que Brasil siga los pasos de Estados Unidos y se retire del Acuerdo de París.

Tras dos semanas de discusiones, negociaciones y presentaciones de informes alarmantes, los representantes de los 197 países no pudieron llegar a un acuerdo. La sesión plenaria tuvo que ser retomada ayer, 15 de diciembre del 2018,  en horas de la madrugada para marcar una hoja de ruta que evite el aumento de la temperatura global del planeta de 2 °C hasta final de siglo.

En estos 15 días se pudieron apreciar los intereses de los países desarrollados y en vías de desarrollo. Mientras Estados Unidos, Rusia, China y los Estados Árabes manifestaron su deseo de llegar a acuerdos menos vinculantes, al no creer que el aumento de más de 1,5°C sea una amenaza, los países en vías de desarrollo defendieron la necesidad de tomar acciones más urgentes.

Estos últimos también se mantuvieron firmes en su postura de defender el principio de responsabilidad diferenciada. Esto significa que los países más desarrollados deben apoyarlos económicamente para cumplir los objetivos del Acuerdo de París. Además, estos son los que han sufrido de mayor forma los efectos del cambio climático.

Un informe de la organización ecologista Germanwatch presentado durante la cumbre revela que Honduras, Nicaragua y Puerto Rico están entre los 10 países más vulnerable al cambio climático. Este último fue afectado en el 2017 por el huracán María que dejó alrededor de 3 000 muertos.

La región del Mediterráneo también es vulnerable a las consecuencias de un calentamiento global. Otro informe presentado en estos alerta sobre los impactos en la agricultura y turismo de esta zona por la subida de las temperaturas.

El grupo encabezado por EE.UU. mostró su apoyo a una hoja de ruta con reglas únicas para todos los países, solamente con flexibilidades para las naciones con menos capacidades. Además, estos países impidieron que se acepte como base científica el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático que indica que el aumento de la temperatura del planeta actualmente ya alcanzó 1°C y que un aumento mayor a 1,5°C tendría consecuencias catastróficas. Estos países defendieron que solo se tome nota de su publicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)