Los teatros sacan sus obras al aire libre en Guayaqu…
Alumnos están interesados en una modalidad híbrida
Seguros Sucre deberá cubrir siniestros de pólizas vi…
Coyoteros apuntan a ciudadanos venezolanos desde Ecuador
Ministro de Defensa: ‘Necesitamos estrategia regiona…
Nuevo espacio en el relleno de El Inga durará hasta …
Texas permitirá el libre porte de pistolas sin neces…
Copias de cédulas, certificado de votación u otros d…

46 000 bienes patrimoniales irán a otra sede en Quito

Juan Fernando Velasco realizó un recorrido por la exsede de la Unasur, en Quito

Juan Fernando Velasco realizó un recorrido por la exsede de la Unasur, en Quito

Juan Fernando Velasco realizó un recorrido por la exsede de la Unasur, en Quito. Foto: Diego Ortiz / El Comercio

Los 40 000 bienes que son parte de la reserva arqueológica, los 3 500 que conforman la reserva de arte colonial y republicano y los 2 600 que son parte de la reserva de arte moderno y contemporáneo, que actualmente están en el edificio Aranjuez, en Quito, serán trasladados al edificio donde funcionaba la Unasur. Así lo confirmó a este Diario Juan Fernando Velasco, ministro de Cultura y Patrimonio, en un recorrido que se realizó la mañana del lunes 15 de junio.

Velasco explicó que se eligió trasladar los bienes a la exsede de la Unasur después de un proceso de selección en el que se evaluaron 12 inmuebles de la capital. Los análisis técnicos demostraron que la adecuación de estas edificaciones estaría entre los USD 76 500 y USD 8 000 000.

La adecuación del edificio donde funcionaba la Unasur como bóveda de los bienes patrimoniales sería la más económica y tomaría aproximadamente cinco meses.

Angélica Arias, subsecretaria de Memoria Social, añadió que el edificio tiene condiciones excepcionales porque brinda todas las seguridades para la conservación de estas piezas patrimoniales. “A más de las seguridad física que ofrece para las piezas tiene un sistema de climatización sectorizado y eso es muy importante para el cuidado de estos bienes”, dijo la funcionaria.

Velasco también señaló que aún no existe una fecha para iniciar el traslado de estos bienes y que todo dependerá de que se concrete la firma del uso de este edificio por parte del Ministerio de Cultura y Patrimonio a través de Inmobiliar. Lo que sí confirmó es que la decisión cuenta con el aval del presidente Moreno y que el traslado de todos los bienes costaría USD 372 365, 28.

También se confirmó que el proceso de traslado de los bienes contará con un equipo de observadores externos, entre ellos académicos. “El traslado -dijo Arias- se hará con todas las seguridades del caso. Se activarán los seguros y se hará una revisión del inventario antes y después de su movilización”, explicó.

En relación a los fondos bibliográficos (que suman más de 220 000) y a los fondos documentales y audiovisuales (que son cerca de un millón entre documentos antiguos, planos, fotografías en papel y acetato, discos, cintas de audio y audiovisuales), las autoridades contaron que su destino será un edificio, que aún no está definido, que estará ubicado en el hipercentro de la ciudad. Una de las alternativas más viables será la nueva sede de la Biblioteca Nacional.

Ante la consulta de que si el Museo Nacional del Ecuador (MuNa) también sería trasladado a la Unasur, Velasco respondió que lo ideal es que las reservas y las colecciones estén junto al museo que las expone por seguridad y practicidad.

“Estamos evaluando ese traspaso del Museo Nacional. El comodato entre el Ministerio y la Casa de la Cultura se termina en mayo del 2021. La Unasur da mejores condiciones para un Museo Nacional”, expresó Velasco.