George Hollingbery

Acuerdo Comercial: R.U. y CAN

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Jueves 16 de mayo 2019

El comercio vincula a las sociedades y las economías de una manera que los gobiernos por sí solos no pueden.

Cuando los consumidores compran pisco peruano, rosas ecuatorianas y café colombiano en Londres o Edimburgo, o automóviles de fabricación británica en Bogotá, Lima o Quito, se forja una conexión cultural más profunda entre nuestros pueblos, mientras disfrutamos y celebramos los productos de nuestras sociedades.

El Reino Unido (R.U.) tiene una larga historia de comercio e inversión en América Latina. Esa conexión se ha fortalecido en los últimos años. Entre 2008 y 2018, las exportaciones del R.U. a Colombia, Ecuador y Perú crecieron en 58%, y las importaciones del R.U. aumentaron un 24%. Al final de este período, el comercio anual entre el R.U., Colombia, Perú y Ecuador tuvo un valor de más de dos mil millones de libras esterlinas.

Gran Bretaña se encuentra al borde de una nueva era en su historia comercial, donde controlamos cómo comerciamos con países de todo el mundo. La demanda global de productos británicos está creciendo rápidamente, pero la realización de nuestro potencial como comerciante global significa asegurar que nuestras relaciones con los aliados existentes sigan siendo fuertes.

Ayer estuve encantado de visitar Quito, donde se firmó el Acuerdo Comercial entre el Reino Unido y los países andinos en presencia del presidente Moreno de Ecuador; la viceministra de Comercio de Colombia, Laura Valdivieso; el ministro de Comercio de Ecuador, Pablo Campana y el ministro de Turismo de Perú, Edgar Manuel Vásquez Vela.

El acuerdo brindará continuidad al comercio entre el R.U., Perú, Colombia y Ecuador para cuando el R.U. ya no esté cubierto por los acuerdos comerciales de la Unión Europea, proporcionando garantías adicionales para las empresas en ambos continentes.

Este acuerdo es un paso importante hacia la consolidación de las relaciones comerciales entre nuestras naciones. Significa que las empresas que actualmente se benefician de los términos preferenciales del existente acuerdo comercial de la Unión Europea, puedan continuar negociando con el R.U., en gran parte, de la misma manera después de que dejemos la UE.

El comercio entre nuestros países ya es impresionante, pero este no es el límite de nuestra ambición. El acuerdo presenta una oportunidad de oro para que el comercio entre nuestros países se expanda más en los próximos años.
Espero que, alentadas por este acuerdo entre nuestros gobiernos, las empresas aquí busquen nuevas oportunidades para aprovechar al máximo las relaciones comerciales entre el R.U. Perú, Colombia y Ecuador.

* Ministro de Estado para la Política Comercial del Reino Unido