Dos personas mueren por disparos cerca de estadio du…
Unos 6 000 voluntarios recogieron 35 261 kilogramos …
Tres enfermedades se relacionan a excesiva carga laboral
Ecuador busca TLC con China, salvavidas anticovid y …
Camión chocó contra una casa en Chillogallo
El amanecer en Quito es una experiencia singular
EN VIVO: Entra en erupción un volcán en la isla de L…
La lotería cambió el destino de Guzmán

Jefferson Pérez recibió a las medallistas de Tokio 2020 Tamara Salazar y Neisi Dájomes

Jefferson Pérez con Tamara Salazar, durante el recibimiento de las pesistas en Quito. Foto: Ministerio del Deporte

Las medallas de oro y plata que logró Ecuador con Neisi Dájomes y Tamara Salazar, en el levantamiento de pesas, están en Quito. Los familiares, amigos y dirigentes llegaron para dar la bienvenida a las dos deportistas que multiplicaron las alegrías en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Los padres y hermanos de ambas deportistas tuvieron un espacio en la zona protocolaría del aeropuerto Mariscal Sucre, en Tababela, este miércoles 4 de agosto del 2021. Los funcionarios del Ministerio del Deporte y de la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP) también dieron la bienvenida con flores, abrazos y hasta una que otra lágrima.

En el hotel donde llegaron a descansar ingresaron solo familiares. Hasta allí también arribó Jefferson Pérez, el medallista olímpico que levantó el oro en Atlanta 1996, que se confundió entre los presentes. Pérez se hizo presente con un ramo de flores para homenajear a las medallistas.

La Concentración Deportiva preparó dos buses para la caravana. Estos fueron decorados y se llenaron con pesistas de la entidad que entrenan a diario con las medallistas.

Julio Yaque, el entrenador de Tamara Salazar en Pusir Grande, en Carchi, no logró contener las lágrimas al ver a su pupila ingresar al hotel a través de una puerta de vidrio. Solo quería abrazarle, pero tuvo que esperar hasta la caravana.

Las medallistas se tomaron unos minutos en las habitaciones con sus familiares más cercanos. Descansaron, conversaron, tocaron la medalla y hablaron de las anécdotas de Tokio.

Suplementos digitales