24 de septiembre de 2018 00:00

Luis Manfredi: ‘Ya tenemos un reglamento financiero’

Luis Manfredi, director de la Ligapro, piensa que el control financiero a los clubes será la clave de la Liga Profesional.

Luis Manfredi, director de la Ligapro, piensa que el control financiero a los clubes será la clave de la Liga Profesional. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Luis Manfredi es director de la Ligapro de Ecuador. Fue responsable del departamento de Compras y Coordinación Interna de la Liga Española y director financiero del Hércules. 

¿La LigaPro pidió balances a los clubes para iniciar el control financiero?

Lo primero que hicimos es ir a la Federación para ver lo más parecido que había en control económico, que es la Licencia de Clubes. Se pedían auditorías solo en la Serie A. El problema no lo veo en el cumplimiento sino en la esencia: el control económico. El primer paso será sentarnos antes de que empiece la temporada. Que los clubes digan qué ingresos tienen, gastos, obligaciones que hay que reducirlas poco a poco. Que el sobrante disponible quede para la plantilla y no al revés, como se venía haciendo. Esto lleva al descontrol.

Y ese diagnóstico, ¿cómo está avanzado?

Todavía va en curso. Hemos empezado con un margen de tiempo escaso. Los problemas son tan graves, que no podemos esperar al 2020. Vamos con tiempos justos. Primero vamos a hacer una revisión global en las series A y B. Queremos cambiar el enfoque completamente. Esto no es de la noche a la mañana. Es difícil y conllevará tiempo. El diagnóstico es el punto de partida. Si no tenemos un dato base de la última temporada (2017) para saber ingresos, gastos y endeudamiento, cómo vamos a poner en marcha un mecanismo de control financiero.

¿Qué plazo se han dado para tener los balances?


Octubre de este año. La auditoría es una primera pieza de todo el proceso, que nos va a dar ese dato real al cual aplicaremos unas hipótesis de presupuestación. Aplicaremos una regla de proyección razonable, prudente y poder tener presupuestos reales para el 2019. Tener referencia que en un club que recibe 100 en taquilla el 2018, no puede proyectar que va a tener 300 en taquilla el 2019. No es razonable. En otros mecanismos de control eso no se regula. Es una locura.

¿Pero los clubes elaboran sus presupuestos proyectando esos ingresos?

El reglamento de control económico establece esas hipótesis. Cada club no puede presupuestar según su entendimiento, sino que se proyecta según el reglamento. Presupuestos que son razonables y basados en datos estadísticos reales. Son las mismas reglas para todos. No se puede permitir que se compita con reglas diferentes. Hay que establecer una regla común. En lo financiero se permitía que cada club se audite y presupueste lo que quiera. Ahora cuentan con reglamento. El momento clave será en enero del 2019, cuando conformen los planteles deportivos respetando las normas del reglamento de control económico.

¿Ya hay el reglamento?

Fue de las primeras medidas que aprobó el Consejo de Presidentes el 4 de julio. Ya está aprobado. Por la aplicación del mismo se hacen las
auditorías, por lo que muchos de los clubes ya han aportado información en ese marco.

¿Qué pasa si un club no cubre el presupuesto y no paga los salarios?


La LigaPro -en el acuerdo con la Federación, firmado en julio- tiene la atribución de controlar las inscripciones de los jugadores. Nosotros somos la entidad que autoriza las contrataciones y si se presentaran esos casos, ahí se aplicará el reglamento de control económico. Este es el mecanismo con el cual se realiza el ajuste. Una vez determinado el presupuesto se destinarán los recursos para los jugadores, según el límite financiero.

¿Qué va a pasar con los pasivos de los clubes?

La forma de afrontarlo es exigir un presupuesto equilibrado. Es decir, un presupuesto que arroje un superávit para que con eso, en un período razonable, vaya destinando recursos a la reducción de ese endeudamiento.

¿En qué plazos?

Dependerá de las auditorías. Hay que entender que el endeudamiento es grande. En España hemos tardado cinco años en eliminar las deudas con el SRI español. En el 2012, la deuda era de cerca de USD 20 millones y ahora está en cero. Por eso, el mensaje es: la fórmula está contrastada con su eficacia. Pero es una fórmula que requiere tiempo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)