20 de mayo de 2018 00:00

3 judocas shuar competirán en Argentina

Emanuel Saant, de espalda, en uno de los entrenamientos en Macas. Fotos: Cortesía de Solanya Vera

Emanuel Saant, de espalda, en uno de los entrenamientos en Macas. Fotos: Cortesía de Solanya Vera

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Redacción Cuenca
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Leonel Kunchikiai, Emanuel Saant y María Antun tienen asegurada su clasificación al Panamericano y Sudamericano de Judo, en las categorías Cadetes y Juniors.

Ambos torneos se realizarán de manera simultánea, entre el 6 y 8 de julio en Córdoba, Argentina. 
Los tres judocas pertenecen a la etnia Shuar y son oriundos de la parroquia Sevilla Don Bosco, en Morona Santiago. Ellos se ganaron su cupo en el Nacional de Judo, realizado a finales del mes pasado en Guayaquil.

Lo difícil, ahora, es conseguir el financiamiento.
 Según Solanya Vera, formadora de los tres seleccionados, la Federación Ecuatoriana de Judo cubrirá únicamente los gastos de Kunchikiai. “Él es primero del ‘ranking’ nacional en las categorías absoluta y juvenil, en 55 kilos”. Los demás tendrán que buscar apoyo.


Vera contó que se harán las gestiones necesarias. Una de las alternativas es solicitar el respaldo del prefecto de Morona Santiago, Marcelino Chumpí, quien es shuar. En el Nacional, Kunchikiai y Saant fueron los mejores en las categorías de 55 y 50 kilos; Antun terminó segunda en 44 kilos.
 Dos de ellos tienen experiencia en certámenes internacionales.

El año pasado, Kunchikiai aportó al país con una medalla de plata sudamericana; mientras Saant alcanzó una presea de bronce en un campeonato similar. Antun se estrenará en la categoría prejuvenil. Ella tiene títulos nacionales. 
Por los triunfos obtenidos, los tres deportistas se entrenan en Macas. La Federación Deportiva de Morona Santiago les proporcionó los pasajes diarios de los tres judocas. Ellos se trasladan 8 kilómetros en autobús, desde Sevilla Don Bosco hasta Macas, cuyo recorrido dura entre 15 y 20 minutos. 


En Macas, Homero Campoverde es el técnico principal. A su criterio, los deportistas shuar, por lo general, tienen capacidades innatas, son unos verdaderos guerreros. “Sus condiciones difíciles de vida hacen que sean fuertes, demasiado resistentes”.
 Campoverde está convencido que, si existiera apoyo del Estado o de las entidades deportivas del país, los tres judocas tuvieran mejores resultados.

“Por lo general, el habitante shuar vive en extrema pobreza y ellos no son la excepción. Por eso no se alimentan de manera adecuada”. 
Para los judocas, la falta de dinero es un problema. Incluso Saant y Antun corren el riesgo de no viajar a Argentina porque la Federación Ecuatoriana de Judo presupuestó USD 2 600 por deportista.


Campoverde reiteró que es difícil vivir la realidad de los deportistas de la etnia Shuar. “Es dura la situación de los chicos, María Antun viene de una familia pobre de cuatro hermanas”. Pese a todas las vicisitudes, el técnico está seguro de que los tres vendrán con medallas del Panamericano y Sudamericano.


Sevilla Don Bosco es una parroquia que aporta con un gran número de judocas para los combinados de Morona Santiago y Ecuador. Entre otros se destacan Álex Saant y Eddy Kunchikiai, hermanos de los seleccionados que irán a los certámenes internacionales en Córdoba, Argentina. 


En el caso de los hermanos Saant, ellos quedaron huérfanos de padre hace siete años y se respaldan en su madre. Desde hace dos semanas, debido a sus progresos, Emanuel empezó a entrenarse en Macas. En Sevilla Don Bosco no existen todas las facilidades. 


El lugar de prácticas, facilitado por la Junta Parroquial, tiene un espacio de 15 metros de largo por 6 metros de ancho. La mayoría de los deportistas es de escasos recursos económicos. Allí practican alumnos de 8 a 16 años, de lunes a viernes (14:00 a 18:30).

Los sábados lo hacen por la mañana.
En Sevilla Don Bosco funciona una escuela de judo desde hace 10 años. El objetivo es masificar la disciplina en la provincia. Allí, Vera tiene más de 20 alumnos, entre niños, adolescentes y jóvenes, quienes sueñan con brillar en el exterior para sacar de la pobreza a sus familiares cercanos.
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)