Comerciante fue asesinado por robo de bicicleta en El Oro
Una persona recibió un impacto de bala y falleció en…
Así robaron más de USD 6 millones de un banco sin ha…
Contraloría encontró irregularidades en la construcc…
Lasso cabildeará con Pachakutik y la ID su reforma l…
El 26 de octubre del 2021 fue convocada la audiencia…
Destinos en la Sierra y en playas de la Costa apunta…
Petroecuador modifica condiciones para la compra y v…

Newell’s Old Boys llegó ayer a Guayaquil con barra propia

Newell’s Old Boys llegó con barra propia a Guayaquil. Lo hizo junto a unos 50 hinchas que viajaron desde la ciudad de Rosario (Argentina) junto a la delegación en el vuelo chárter de la compañía aérea ecuatoriana Tame.

La invitación se las hizo directamente la dirigencia del equipo ‘leproso’, como se conoce al conjunto rosarino. Los socios del club debieron pagar la suma de USD 1 000 para tener el privilegio de viajar con los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes.

Ese costo, según la página web institucional (www.newellsoldboys.com.ar) incluye la transportación aérea, alojamiento en los mismos hoteles en los que se concentre el equipo y la entrada al estadio Casa Blanca para ver el cotejo de hoy ante Liga de Quito.

Esos hinchas hicieron sentir a los jugadores como si estuvieran llegando a su país. Fueron los primeros en salir de la zona de arribo internacional de la terminal aérea para esperarlos afuera.

De sus mochilas sucias y desgastadas sacaron banderas, pitos y camisetas ‘rojinegras’. Luego simularon una calle de honor para los jugadores en el trayecto hacia el bus que los esperaba en el parqueadero del aeropuerto.

Y ahí empezaron los cánticos. “Señores yo soy leproso. A todas partes voy a alentar. Me gusta tomar un vino y fumar un caño en la popular”, repetían constantemente los seguidores de Newell’s.

Desde el bus, sentado en el primer asiento, el DT Roberto Sensini repetía la canción y levantaba el puño de su mano derecha. Dos asientos más atrás se encontraba el delantero Iván Borghello. El ex atacante del Deportivo Quito fue uno de los más ovacionados.

Antes de subir al bus aclaró que ningún dirigente de Barcelona de Guayaquil ha conversado con él o con su representante para jugar en el equipo canario en el 2011.

Alfonso Harb, presidente de la Comisión de Fútbol del club, confirmó hace una semana que el técnico Rubén Darío Insúa pidió que se intentara contratar al atacante para la próxima temporada. El dirigente dijo en esa ocasión que la llegada de Newell’s a Guayaquil podría facilitar el fichaje. Borghello tiene contrato con los rosarinos hasta junio del 2011.

Los argentinos debían entrenarse la noche de ayer en el estadio Monumental. Sensini aún no decide si alineará a Gabriel Cichero o a Ignacio Fideleff en la línea defensiva de su equipo. El plantel viaja esta tarde a Quito.

Suplementos digitales