Defendiendo la maglia
El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México
Los planes de contingencia en mercados de Quito se a…
La justicia en Ecuador enfrenta cinco problemas complejos
Salud destina USD 20 millones para dotar de medicina…
Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba

Hasta que el DT Rubén Insúa explotó…

El entrenador del Deportivo Quito, Rubén Darío Insúa en la banca de suplentes. Foto: Joffre Flores/ EL COMERCIO

El entrenador del Deportivo Quito, Rubén Darío Insúa en la banca de suplentes. Foto: Joffre Flores/ EL COMERCIO

Decíme che, ¿van a pagar o no los sueldos? Decíme, ¿sigue (Iván) Vasco de presidente? Ah, es que parece…”.

El técnico Rubén Darío Insúa perdió la paciencia ayer, en el complejo de Carcelén. A las 16:35, el estratega pidió a uno de los utileros, apodado ‘Batido’, que le comunicara con uno de los directivos del club. Este marcó un número desde su celular, pero Insúa jamás pronunció su nombre. Solo le preguntó acerca del pago de los salarios ofrecido para las 15:00 de ayer. Lo hizo con un tono de voz elevado.

Antes de colgar, el DT mencionó que ni Luis Checa ni Jorge Guagua acudieron a la práctica. Después, ingresó molesto a los camerinos. Lo hizo tras cumplir con su sesión de ejercicios en el gimnasio.

En la mañana, Guagua había advertido que no se entrenaría si los directivos no cumplían con la promesa de cancelarles el 40% del sueldo de febrero y el total de marzo. Y así fue. Como los directivos no pagaron, el jugador no llegó.

A ese acuerdo precisamente llegaron anteayer la directiva, encabezada por Fernando Mantilla, el cuerpo técnico y los jugadores. La información fue confirmada por uno de los futbolistas que pidió mantener su nombre en reserva para evitar inconvenientes.

Él comentó que a causa de los sueldos atrasados se han producido desacuerdos entre los integrantes del plantel al momento de elegir la opción indicada para presionar a la directiva.

También mencionó que si la directiva sigue incumpliendo sus promesas, el plantel no se presentará al partido del viernes frente a Independiente del Valle.

La relación entre directivos, cuerpo técnico y jugadores se agrava en el mejor momento futbolístico del Deportivo Quito, que a pesar de estar impago desde febrero se ubica en la cima de la tabla de posiciones.

Jorge Gallegos, síndico del equipo, manifestó ayer que aún no se ha resuelto el tema de los sueldos atrasados y que tampoco se ha oficializado la posesión de Mantilla como presidente del club, tras la renuncia de Vasco. Mantilla figuraba como vicepresidente y según los estatutos del equipo es el llamado a asumir la Presidencia.

Finalmente, a pesar de la ausencia de Checa y de Guagua, el resto de jugadores sí continuó con el entrenamiento vespertino. Hoy, según el calendario de actividades, los chullas tienen previsto practicar en la tarde. Mañana, por la mañana. El viernes se concentrarían, pero sin el dinero en los bolsillos. Nada resulta previsible para los futbolistas y el entrenador gaucho.