14 de septiembre de 2019 00:00

Madelin Riera, la goleadora de los récords de la Superliga femenina

Madelin Riera, jugadora del Deportivo Cuenca, celebra uno de los goles anotados al Barcelona Sporting Club el domingo 8 de septiembre del 2019, jugado en el estadio Monumental de Guayaquil. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Madelin Riera, jugadora del Deportivo Cuenca, celebra uno de los goles anotados al Barcelona Sporting Club el domingo 8 de septiembre del 2019, jugado en el estadio Monumental de Guayaquil. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Manuel Quizhpe
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Madelin Riera se ha convertido en ídolo del mundo futbolero cuencano. El cariño de los hinchas del Deportivo Cuenca se ganó con goles. Suma 41 tantos en 23 partidos de la Superliga Femenina. Su equipo es finalista y está clasificado por primera vez a la Copa Libertadores de este año.

Riera, en los dos cotejos de la semifinal, fue figura porque marcó 4 de los 5 goles que el ‘Expreso Austral’ encajó en la portería del Barcelona Sporting Club. Tres anotó en la cancha del estadio Monumental de Guayaquil y uno en el Alejandro Serrano Aguilar.

Tras la clasificación a la final, en la que su actual equipo disputará el título con Ñañas de Quito, la goleadora salió del campo de juego en medio de aplausos. Las entrevistas, fotografías con los hinchas y firmas de autógrafos fueron parte de la agenda de la capitana.

Cuando se dirigía al camerino, uno de los hinchas que estaba en la parte alta
de la tribuna del estadio le preguntó: ¿Madelin, me divorcio? y ella le respondió sonriente: “no lo hagas de gana”. Una niña, en cambio, acompañada de sus familiares, insistía para que le regalara su camiseta número 11.

La exmundialista de Ecuador vivió cotejos especiales ante Barcelona SC. En la semifinal de ida, su familia llegó al estadio Monumental con pancartas para apoyarla. “Allí estuvieron mi mamá (Rosa Bajaña), mi abuelita (Isabel Cruz), mis hermanas, primos y amigos. Mi papá (Eduardo Riera) vio el partido en el exterior”. Él reside en Estados Unidos.

La hinchada cuencana sorprende con su presencia en el estadio Alejandro.Serrano Aguilar, en la segunda semifinal de la SuperLiga Femenina de Fútbol. Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

La hinchada cuencana sorprende con su presencia en el estadio Alejandro.Serrano Aguilar, en la segunda semifinal de la SuperLiga Femenina de Fútbol. Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

En Cuenca, en cambio, jugaron la segunda semifinal con más de 5 000 personas. “Sinceramente no esperábamos tanto público, nos sorprendió gratamente y ojalá se llene el estadio en la final”. Ese cotejo está programado para el 28 de septiembre; mientras la final de ida será el 21 de septiembre en la Casa de la Selección.

Sus 41 goles fueron anotados en las porterías de nueve equipos: Fuerza Amarilla (7 tantos), Olmedo (6), Barcelona, Emelec y Macará (5), Técnico Universitario (4), Guayaquil City, Delfín y Mushuc Runa (3). Solo con Barcelona se midió en cuatro ocasiones; mientras con los otros conjuntos los hizo en cotejo de ida y vuelta.


La futbolista de 30 años agradece a sus compañeras por permitirle ser goleadora. “Hemos hecho una temporada súper buena y nos merecemos estar en una final. Nos toca trabajar el doble para buscar el título y representar dignamente al país en la Copa Libertadores”. El torneo internacional será en Quito entre el 11 y el 27 de octubre próximo.

Riera se convirtió este año en la goleadora de la primera edición de la Superliga Femenina de Fútbol. Su inmediata seguidora, Nayely Bolaños, de El Nacional, se quedó con 29 anotaciones. Se siente privilegiada y piensa que será un récord difícil de superar para ella y sus rivales. “He sido goleadora en otros clubes, pero lo máximo que he marcado son 28 goles”.

La delantera guayaquileña no se arrepiente de haber aceptado el reto propuesto por la entrenadora Wendy Villón. “Fue difícil cambiarse de ciudad, dejar a la familia, a los amigos, cambiar del calor al frío, pero todo vale cuando hay un desafío de por medio”. Desde el inicio de la presente temporada, el plantel se planteó el título y les queda dos partidos para hacerlo realidad.

Riera está feliz porque en Cuenca se formó una familia entre todas las jugadoras que llegaron de Guayaquil. Se sumaron la ítalo-ecuatoriana Giannina Lattanzio y las cuencanas. De ese grupo, hay 12 jugadores que ya han sido campeonas nacionales por cinco ocasiones. “Somos una gran familia y estamos mentalizadas en ser campeonas”.

Según Villón, todas sus dirigidas están pasando por un excelente nivel, en donde sobresale la capitana y goleadora. “Madelin es una jugadora solidaria, líder, que derrocha energía y que lucha cada balón”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)