24 de septiembre de 2018 12:50

El Bayern busca ampliar su particular récord durante el Oktoberfest 

Jugadores del Bayern de Múnich de la Bundesliga. Foto: Rolf Vennenbernd/ DPA

Jugadores del Bayern de Múnich de la Bundesliga. Foto: Rolf Vennenbernd/ DPA

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Bayern de Múnich suele ganar casi siempre en el fútbol alemán, pero sus números crecen aún más durante la Oktoberfest. El conjunto bávaro no pierde como local durante la famosa Fiesta de la Cerveza desde 2010 y  buscará ampliar su particular récord ante el Augsburgo en el comienzo de la quinta fecha de la Bundesliga, el martes 25 de septiembre desde las 13:30. 

"En el último domingo del Oktoberfest tenemos el festejo del equipo. Hasta entonces quizás puedan tomarse un Radler (cerveza con limonada)", bromeó el director deportivo del club, Hasan Salihamidzic, en alusión a la cita anual en la que los jugadores aparecen bebiendo cerveza vestidos con los trajes tradicionales.

En ocho años, los bávaros llevan ganados 22 partidos y empatados seis duelos en el Allianz Arena durante la tradicional Fiesta de la Cerveza. La última vez que perdieron ante su hinchada en "modo Oktoberfest" fue el 25 de septiembre de 2010, por 2-1 ante el Mainz. Hace 28 encuentros.

Tras el comienzo de la Fiesta de la Cerveza el sábado en Múnich, ahora toca el turno de enfrentarse entre semana con el vecino Augsburgo del venezolano Sergio Córdova.

Sin embargo, el nuevo técnico, Niko Kovac, no quiere dejarse llevar por los comentarios que ya empiezan a circular en la Bundesliga de que el puntero enfila imparable hacia el séptimo título consecutivo. "No me dejo engatusar por los colegas. Y quiero alertar del peligro de ver todo de color rosa y de pensar que podríamos jugar a media marcha", dijo el ex entrenador del Eintracht Frankfurt.

El conjunto no ha dado señales de querer dejarse estar, entre otras cosas por la rotación constante a la que es sometido por Kovac. El internacional alemán Jérôme Boateng, el español Javi Martínez y el holandés Arjen Robben podrían volver al once inicial tras descansar en el banco el fin de semana.

Kovac elogió especialmente a un jugador, el colombiano James Rodríguez, que está explotando tras recuperarse de sus problemas físicos. "Lo hace muy bien (...), tiene sentido de la situación, tiene sentido del espacio y lo que personalmente me gusta mucho es que siempre se pone al servicio del equipo", abundó Kovac, y se refirió al "estatus muy alto" del número 11, "no solo aquí en Múnich sino a nivel mundial".

"Día a día, entrenamiento tras entrenamiento, me siento mejor, estoy en buena forma. Quiero continuar así", expresó el máximo goleador del Mundial de Brasil 2014. James cabeceó el primer gol del 2-0 contra el Schalke el sábado pasado y fue víctima de una entrada que valió el penal convertido por Robert Lewandowski.

"Estuve bien metido en el partido". Jugadas cuatro fechas, los bávaros ganaron todos sus encuentros y son líderes con 12 unidades, dos más que el Hertha Berlín, que visita mañana al Werder Bremen del peruano Claudio Pizarro, cuarto clasificado. Los berlineses, que se miden el fin de semana con el Bayern, vienen de superar por 4-2 al Borussia Mönchengladbach.

La derrota ante el Bayern dejó al Schalke en la cola de la tabla como único equipo sin un solo punto. Mañana tratará de revertir esta situación en su visita al Freiburg.

"En los partidos contra el Porto (por la Liga de Campeones)y contra el Bayern vimos señales positivas. El plantel está concentrado y hambriento de éxito", dijo el entrenador Domenico Tedesco sobre el empate en Champions.

Mañana también se medirán el Hannover y el Hoffenheim. El miércoles, el Borussia Dortmund, otro de los invictos en la Bundesliga, será el anfitrión del ascendido Núremberg. El Dortmund está tercero con ocho puntos, con mejor diferencia de goles que el Bremen. Para el choque probablemente no pueda contar con los servicios del ex delantero del Barcelona Paco Alcácer, que se recupera de problemas musculares que le impidieron jugar el fin de semana contra el Hoffenheim. "Ha participado en una parte de las prácticas. Pero es demasiado temprano para hacer pronósticos. Hablaremos con el médico y después tomaremos una decisión", señaló el entrenador Lucien Favre. El Leizpig, que lleva ganado solo un partido, recibe el miércoles al Stuttgart, que podrá contar nuevamente con el centrocampista argentino Santiago Ascacíbar, recuperado de un golpe en el tendón de la corva. Además, el Borussia Mönchengladbach se enfrenta ese día al campeón de Copa Eintracht Frankfurty el Mainz choca con el Wolfsburgo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)