30 de noviembre de 2019 00:00

Aquí todo pasa y nada pasa...

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Eduardo Avila Falconi

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

No hay mayor ciencia para definir el estatus actual, estado fallido sin liderazgo, democracia mediocre, las minorías se imponen, un pueblo desprotegido, la Asamblea que huye la representación del pueblo, impera la impunidad, fuerzas de orden maltratadas, humilladas y desorientadas, Ministros sin criterio, burocracia inútil, cámaras de producción sin horizonte, crisis social y resentimiento que dejaron que explote, igual que Chile, Bolivia y otros. Nosotros, la mayoría, laborando en el día a día, pero es la realidad, no pesimista. Es necesario puntualizar que en la propuesta de recuperación económica para financiar los 5000 millones se está tejiendo entre bastidores una metamorfosis al transformarle al Ecuador en un paraíso fiscal, van a reconocer o premiar al retorno de capitales sucios, lavados o limpios con un 1%, 2%, 8% por concepto de impuesto a la renta y con la ventaja intrínseca que luego podrían ser reinvertidos en sectores rurales con exoneración total de impuestos según establece el Código de la Producción. Qué tal este negocio completo?, la elusión y evasión tributaria sigue. Se perfila un circulo pernicioso, “es lo quiay” Laso, Nebot y algún indígena promocionado a última hora producto de la emotividad o por miedo, analistas políticos con conceptos caducos, las Universidades en ¨germinación¨, los eternos, más de lo mismo. La política internacional un fiasco, Gobierno frio e indiferente, a Cuba lo hacen un referente de la democracia, Maduro y su involución, no comenta la reelección de la corrupción en Argentina, Nicaragua, Bolivia. Los caudillos y los ladrones generalmente regresan, Señor Moreno póngale cuidado, Correa y su pandilla puede revivir, esto no es juego. No terminamos de convencernos que las únicas soluciones es la educación, cambiar la matriz productiva, fortalecer las PYMES, elevar el auto estima, más cicateros en la exhibición de condecoraciones, optimizar recursos sin pasiones e intereses, crear nuevos polos de desarrollo, no tres aeropuertos en Guayaquil, no abandonar aeropuertos flamantes, Cotopaxi, Salinas, Santa Rosa, construir puertos marítimos en sitios geográficos naturales como Manta o Bahía, dar de baja a submarinos, tanques de guerra y fortalecer las fronteras y la seguridad interna con armamento liviano, utilizar infraestructuras abandonadas, suprimir embajadas, consulados y agregadurías militares inoficiosas y despedir a la gente que no da valor agregado, equilibrar o regular los monopolios, aplicar la justicia social con todas sus connotaciones y motivar a que la comunicación sea honesta y profesional. Bueno, soñar no cuesta nada, tomar estas decisiones es de valientes, no es para demagogos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)