Es una columna que analiza la situación y los desafíos de las empresas, las pymes y los emprendimientos en el contexto económico ecuatoriano e internacional. Otros artículos del autor: http://bit.ly/xBasantes Twitter: @XAVIERBAS
Xavier Basantes
Lic. en Comunicación, U. Central. Posgrado en periodismo en U. Andina y diplomado en gestión empresarial del Tec de Monterrey. Periodista económico. Del 2009 - 2016, Editor de LÍDERES. Exeditor de El Comercio TV; ahora Macroeditor de Proyectos Multimedia.

El suero de leche y los planes de innovación

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 6
Sábado 21 de septiembre 2019

Entre enero y julio de este año, las exportaciones no tradicionales registraron una caída, tanto en valor como en volumen. En ese grupo se encuentran los productos industrializados y, en comparación con el mismo período del año anterior, tuvieron una caída del -5,3%, según los datos del Banco Central (BCE).

Si bien hay particularidades en los mercados internacionales que inciden en la oferta y la demanda, la pregunta que desde hace tiempo nos hacemos es: ¿cómo añadir más valor a la producción exportable ecuatoriana?, sobre todo en la agroindustria, más aún cuando tenemos ventajas comparativas.

Al desmenuzar las razones por las cuales el país no ha llegado a consagrarse en el comercio internacional existen múltiples respuestas. Para el sector industrial esas causas, entre otras, provienen de los elevados costos de producción en Ecuador, mientras que para los productores, la falta de gestión gubernamental, como hacer cumplir aspectos como los precios mínimos de sustentación, limitan su desarrollo económico y por ende impactan en la oferta exportable.

Bajo la perspectiva de este diagnóstico (costos de producción y políticas públicas), el sector agroindustrial también vive sus propios conflictos en el mercado interno. Lo más reciente, la disputa entre ganaderos e industriales por el uso del suero de leche líquido. Entre los argumentos a favor y en contra de su uso, van desde la afectación a la salud, hasta la competencia desleal y la afectación de ‘millones’ de fuentes de empleo en el país.

La controversia por el uso del suero líquido no es un tema de los últimos meses. Por ello y para buscar soluciones, antes que problemas, se han lanzado varias iniciativas y retos de innovación local para lograr una mejor utilización de este insumo y desarrollar nuevos productos alimenticios de consumo humano.

En medio de estos desafíos de innovación que están en marcha, la Asamblea aprueba una reforma que pide prisión para quien oferte el suero en estado líquido. Ahí quedaron los planes para innovar y dar valor agregado.