15 de enero de 2021 11:35

Trump dejará Washington en la mañana de toma de posesión de Biden

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desembarca del Air Force One en la Base Conjunta Andrews en Maryland, después de visitar el muro fronterizo entre Estados Unidos y México en Harlingen, Texas, Estados Unidos, el 12 de enero de 2021.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desembarca del Air Force One en la Base Conjunta Andrews en Maryland, después de visitar el muro fronterizo entre Estados Unidos y México en Harlingen, Texas, Estados Unidos, el 12 de enero de 2021. Foto: Reuters

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, piensa dejar Washington en la mañana del día de la toma de posesión del mandatario electo, Joe Biden, el 20 de enero, tras haber evaluado una partida el 19 de enero, dijo el viernes 15 de enero de 2021 una fuente familiarizada con el asunto.

Trump, quien ya había anunciado planes de no asistir a la toma de posesión de Biden, está organizando un evento de despedida en la Base Conjunta Andrews, ubicada en las afueras de Washington donde se mantiene el avión presidencial, el Air Force One, afirmó la fuente.

Luego Trump volará a Palm Beach, Florida, para comenzar su vida tras la presidencia en su club Mar-a-Lago, dijo la fuente a Reuters.

"Vamos a marchar por la avenida Pensilvania", exhortó el presidente Donald Trump a partidarios vociferantes antes de que avanzaran hacia el Congreso la semana pasada, diciendo que los acompañaría. No lo hizo y lo que ocurrió fue un quiebre mortal en la capital de la democracia estadounidense, que ha desmoronado el mundo de Trump en los últimos días de su presidencia.

Trump había querido unirse a los miles de seguidores que se reunieron en el Capitolio el 6 de enero. Le dijo a los asistentes, en los días previos a la manifestación, que planeaba acompañarlos para demostrar su rabia en el Congreso cuando éste fuera a certificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre.

Pero el Servicio Secreto le advirtió de que los agentes no podrían garantizar su seguridad si él seguía adelante, según dos personas familiarizadas con el asunto. Trump cedió y en su lugar se refugió en la Casa Blanca para ver por televisión los disturbios de la turba a la que se le acusa de provocar.

El asalto al Capitolio dejó a cinco personas muertas, incluyendo un oficial de policía, y amenazó la vida del vicepresidente Mike Pence y miembros del Congreso, dañando profundamente lo que queda de la presidencia de Trump antes de la toma de posesión de Biden el 20 de enero.

El ardiente y quejumbroso discurso de Trump desde el parque de la Elipse al sur de la Casa Blanca fue el foco de los procedimientos organizados apresuradamente esta semana en la Cámara de Representantes, que llevaron a su impugnación por un cargo de incitación a la insurrección.

Tras la votación del miércoles, Trump se convirtió en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en ser sometido a juicio político dos veces, y 10 de sus compañeros republicanos se unieron a los demócratas para denunciarlo. Pero no parece probable que esto conduzca a su destitución antes de que termine su mandato, ya que no hay planes de convocar una votación en el Senado dirigido por los republicanos, que es el único que tiene el poder de removerlo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)