Dirigentes del FUT se reúnen con la ministra de Gobi…
Bernal dice que no habrá reducción de asignaciones p…
AMT se desmarcó de denuncia sobre pago por gestión d…
Asamblea tramitará pedido de amnistía para líder de …
Cuatro momentos álgidos en Diario El Universo, que e…
El norteamericano y experto en prisiones Shannon McR…
Policía refuerza seguridad en sitios turísticos de G…
Cámaras de seguridad registraron asalto en una carni…

Desde el 2012 había pistas contra el pastor evangélico

Agentes, personal de Criminalística, Fiscalía y Dinased buscan en un terreno los restos del cuerpo de Juliana Campoverde, la joven que está desaparecida desde el 7 de julio del 2012. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Agentes, personal de Criminalística, Fiscalía y Dinased buscan en un terreno los restos del cuerpo de Juliana Campoverde, la joven que está desaparecida desde el 7 de julio del 2012. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Agentes, personal de Criminalística, Fiscalía y Dinased buscan en un terreno los restos del cuerpo de Juliana Campoverde, la joven que está desaparecida desde el 7 de julio del 2012. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

La relación entre la desaparición de Juliana Campoverde y el pastor de su iglesia se había establecido ya en el 2012, cuando comenzó este caso.

En la primera carpeta, de las 100 que ahora conforman el expediente, consta un reporte de llamadas telefónicas realizadas desde el número de la joven.

En ese momento, los investigadores sabían que a las 19:59 del 7 de julio, el día de su desaparición, alguien usó el chip del celular de la chica y envió un mensaje a Elizabeth Rodríguez, la madre. Ahora, ella se pregunta por qué no se rastreó esa pista importante.

“Estoy bien, estoy en Cuenca; en cuanto sepa la dirección les aviso, no tengo Internet”, se dijo en ese mensaje.

Rodríguez sospechó de inmediato del líder evangélico. Recuerda que les dijo a los agentes que esta persona había intentado manipular a su hija.
A través de pasajes bíblicos intentaba convencerla de que debía casarse con su hermano.

Indicó a los agentes que el día en que vio por última vez a su hija, ambas se encontraron con el religioso en el sector de la Biloxi, en el sur de Quito.

El mismo año de la desaparición, la Fiscalía descubrió que desde la computadora del pastor alguien ingresó al perfil de Facebook de Juliana y escribió un mensaje. De nuevo, un desconocido se hacía pasar por ella para decir que estaba bien y que no debían buscarla.

Así, a lo largo de los seis años que duró la investigación, la Fiscalía recogió pistas que apuntaban al líder evangélico.

Sin embargo, recién en septiembre de este año, la fiscal Mayra Soria solicitó la detención del sospechoso. Ninguno de los 10 fiscales anteriores que pasaron por el caso ordenaron un allanamiento a la vivienda del religioso, tampoco interceptaron o rastrearon sus llamadas, como pedía la familia.

“Si en el 2012 se habría realizado un trabajo responsable y no hubieran sido tan indolentes, se habría descubierto que este pastor usó el chip de Juliana para escribir ese mensaje a su madre”, critica Daniel Véjar, abogado de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), quien asiste a la familia.

El fin de semana, el procesado reveló el sitio en donde habría enterrado el cuerpo de la joven. En ese lugar, ubicado en la ladera de una quebrada del barrio Bellavista, se recuperaron dos huesos y una muela de origen humano.
Ayer, la Fiscalía solicitó que estas evidencias se sometan a una prueba de ADN. Los padres de la joven fueron citados a las 10:00 de hoy, para que entreguen sus muestras genéticas en Criminalística.

Más de 40 personas todavía buscan en esa quebrada más restos humanos. Ayer, los canes Ron, Hopb y Petto recorrían los montículos de tierra removida por una retroexcavadora prestada por el Consejo Provincial de Pichincha.
Una cuadrilla de policías tamizó y separó la tierra.Desde el 2012, la joven ha sido buscada en quebradas y en parques. Pero no había resultados.

La Cronología de la búsqueda de la joven

07/07/2012
Juliana se despide de su madre en las avenidas Mariscal Sucre y Ajaví, a las 09:00. Debía llegar a su local de productos naturales, pero fue interceptada en el trayecto.

09/07/2012
El pastor asegura a la Fiscalía que ese día Juliana se acercó a su oficina y le pidió su computadora para escribir un mensaje de despedida en Facebook. Hoy se sabe fue mentira.

22/03/2013
En la Fiscalía se receptaron las versiones de dos amigos de Juliana. Ellos aseguraron que el día de su desaparición la vieron en una discoteca del sur de la capital.

09/07/2018
La Policía y Fiscalía recorren la ruta que siguió Juliana, el día de su desaparición. En ese momento, el sospechoso todavía no colaboraba con nueva información.

Suplementos digitales