A dos años de la aprobación del matrimonio igualitar…
SRI no requerirá firma electrónica para trámites en línea
Precio de gasolina extra y ecopaís subió 18,8% en cu…
Balnearios de Salinas, Manta y Playas reciben turist…
Clausura de 9 establecimientos y suspensión de event…
Policía encuentra a niña que había sido reportada co…
Familias acudieron al Parque Bicentenario, este sába…
Ecuador registra 438 108 casos de covid-19; 987 cont…

Fiscalía encontró 20 celulares en pabellón de la Penitenciaría del Litoral donde murió ciudadano israelí

Miembros de la Policía Judicial realizaron un allanamiento en la Penitenciaría del Litoral.

Miembros de la Policía Judicial realizaron un allanamiento en la Penitenciaría del Litoral.

Miembros de la Policía Judicial realizaron un allanamiento en la Penitenciaría del Litoral. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Agentes de la Fiscalía y la Policía Judicial allanaron este domingo 9 de agosto del 2020 el Pabellón Consular, en la Penitenciaría del Litoral. En una de sus celdas fue encontrado en la víspera sin vida Shy Dahan, ciudadano israelí procesado con el nombre de Sheinman Tomer.

Los agentes incautaron en el operativo 20 terminales móviles, tarjetas de memorias teléfonicas, documentación, una pesa artesanal con su respectivo tubo y dos discos de concreto utilizados presumiblemente para atacar al extranjero la madrugada del sábado 8 de agosto.

Estos objetos también habrían servido para atacar al israelí australiano Oren Sheinman quien resultó herido y fue trasladado a una casa de salud con resguardo policial. Él compartía la celda con la víctima mortal.

El sábado, el director del centro penitenciario, Erick V., junto al jefe de guías y dos agentes de seguridad fueron trasladados a la Unidad de Flagrancia Cuartel Modelo, donde se les receptó las versiones, mientras que un grupo de personas privadas de libertad fue entrevistado en las oficinas administrativas de la Penitenciaría.

A los extranjeros se los vinculó en una presunta red dedicada a la venta de insumos médicos de manera ilegal durante la emergencia sanitaria por Covid-19.

Fueron procesados en Santa Elena, por un presunto delito de enriquecimiento ilícito privado y uso doloso de documento público, tras haber sido detenidos el pasado 2 de junio de 2020, en vía La Libertad-Salinas. En su poder se encontraron USD 320 000 en efectivo y documentos de identificación adulterados.

Ellos, en su versión libre y voluntaria, señalaron que habían vendido pruebas para la detección del covid-19 a Jacobo Bucaram, procesado por la venta ilegal de medicinas en hospitales de Guayaquil durante la emergencia. Actualmente se desconoce su ubicación.