Guillermo Lasso pidió la renuncia del director de In…
Gobierno establece fechas para diálogo con la Conaie…
Pfizer/BioNTech dicen que datos muestran que vacuna …
Miles de personas huyen mientras la lava del volcán …
Hombre armado mata a ocho personas en tiroteo en una…
Corrupción afecta a la atención de pacientes en seis…
La carrera por la Alcaldía va a paso lento en Quito
Interpol asegura que Sebastián Yunda se encuentra en Bolivia

Caso Wilson Ilaquiche: Ejército dice que el militar abandonó su puesto; Fiscalía indaga su secuestro en la frontera norte

la desaparición se presentó el 12 de mayo de 2018, en la parroquia carchense de Tobar Donoso.

la desaparición se presentó el 12 de mayo de 2018, en la parroquia carchense de Tobar Donoso.

Wilson Ilaquiche desapareció el 12 de mayo de 2018 en Tobar Donoso, frontera con Colombia. Foto: Facebook / Wilson Te Buscamos

El cuerpo de Wilson Ilaquiche Gavilánez llegó a Guayaquil el 7 de marzo del 2019. No hubo una bandera de Ecuador para cubrir su féretro, pese a tratarse de un militar del Ejército que murió de forma violenta en la frontera norte. El 12 de mayo del 2018 fue declarado desaparecido en Tobar Donoso, en el límite con Colombia, hasta donde fue asignado en el contexto de las acciones terroristas perpetradas por el llamado frente Óliver Sinisterra, liderado por alias ‘Guacho’, una disidencia de la guerrilla de las FARC que para entonces había asesinado a nueve ecuatorianos en la zona.

Desde el 12 de mayo, cuando el cabo segundo Wilson Ilaquiche desapareció, hasta este 8 de marzo el Ejército ecuatoriano ha sostenido que el joven de 29 años desertó del destacamento militar de Tobar Donoso, que se encuentra en una zona subtropical de Carchi, cerca de Esmeraldas, y no tiene vías de acceso desde Ecuador. Los soldados son relevados allí cada 30 días, en helicóptero.

Este viernes 8 de marzo del 2019 el Ejército lo ratifica en un comunicado: “El cabo Wilson Ilaquiche, en compañía de tres militares, inobservando el estado de excepción que se encontraba decretado para ese sector, abandonaron sin permiso el destacamento Tobar Donoso, para dirigirse al poblado. Esta acción fue un error que puso en riesgo no solo la integridad de los cuatro militares, sino la seguridad del personal del Destacamento que fue empleado en la operación de su búsqueda y rescate, lo cual implicó que, tras un proceso administrativo disciplinario, los tres militares que lo acompañaron hayan sido separados del Ejército”.

El cuerpo de Wilson Ilaquiche llegó a Guayaquil, procedente de Colombia, el jueves 7 de marzo del 2019. Foto: API

Los familiares de Ilaquiche, padre de dos niños y oriundo de Valencia (Los Ríos), cuestionan a las autoridades ecuatorianas. “Nos indignó enterarnos que nunca hubo una coordinación entre Ecuador con Colombia en las investigaciones, en la morgue no habían conocido el caso”, señala Viviana Ilaquiche, hermana del soldado. Sus familiares hallaron el cadáver del militar en la morgue de Tumaco, en Nariño, Colombia, después de que se cumplieran más de 9 meses desde la desaparición.

El 4 de marzo del 2019, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de ese país certificó que el cadáver se encontraba en esa morgue desde el 12 de julio del 2018. Tras el cotejamiento de pruebas de ADN con la madre del militar, Gloria Matilde Gavilánez, se estableció que el cuerpo pertenecía al soldado Wilson Ilaquiche.

La familia no entiende cómo el Estado ecuatoriano dejó que el cadáver de un militar ecuatoriano asignado a la frontera norte permaneciera más de siete meses en la morgue de Tumaco sin que lo reclamara. “Si hubiésemos tenido alguna investigación por parte del Ecuador, o alguna coordinación, que era lo más lógico, esto hubiese acabado hace mucho tiempo atrás, este sufrimiento para la familia, gastos, trámites tediosos”, dice la hermana del militar.

Días antes de su desaparición, el cabo Wilson Ilaquiche grabó un mensaje para su madre durante una guardia en el destacamento del Ejército en Tobar Donoso. El video fue publicado por el portal Código Vidrio. Allí se lo observa con su uniforme militar, dentro de una garita techada con cinc.

“Hola mamita, espero que estés bien”, empieza el mensaje grabado desde su celular por el cabo Ilaquiche, enviado a su familia el 3 de mayo, nueve días antes de su desaparición. “Y nada, me tomé un ratito del tiempo, estoy de guardia, estoy de amanecida. Con un poco de miedo por acá mami, amanecí con un poco de miedo, porque enantes, ayer, a las 7 de la noche se vio una luz aquí al otro lado de Colombia, que parecían guerrilleros, pero en fin todos estamos bien, no pasó nada. Solo quería saludarte…”.

En Ecuador, el fiscal Alain Rhea investiga lo ocurrido con Ilaquiche como un posible delito de secuestro. El 8 de enero del 2019 se recuperó el teléfono celular del militar y se solicitó la extracción de la información del dispositivo, informa la Fiscalía ecuatoriana. 

En el certificado de defunción, fechado 7 de marzo del 2019, reza que Ilaquiche murió el 25 de mayo del 2018; es decir, 13 días después de que desapareciera en Tobar Donoso, Ecuador. La Fiscalía de Colombia señala que “los exámenes médico legales establecieron que la causa de la muerte fue por proyectil de arma de fuego”.

El cadáver fue encontrado después de la ejecución, el 12 de julio del 2018, en la vereda Jardín Bajo, zona rural del municipio de Tumaco, en Nariño, cerca de la frontera con Ecuador. 

La madre del militar, reseña la Fiscalía de Colombia, llegó a Tumaco en febrero del 2019 para buscar pistas de su hijo. “En ese momento, al indicar las características morfológicas de su hijo, desaparecido en mayo de 2018, el CTI, personal del Gaula de la Policía Nacional y de Medicinal Legal asociaron dicha información con un cuerpo que permanecía en condición de no identificado”.

El 20 de febrero del 2019 se enviaron las muestras de ADN de la madre a la sede del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en Cali, en el departamento de Valle del Cauca, donde se confirmó la identidad del cabo Ilaquiche. 

La Fiscalía de Ecuador solicitó el 26 de febrero, seis días después, “información respecto de las investigaciones en torno al cadáver encontrado en Tumaco”. El pedido fue dirigido al Coordinador de Fiscalías en Nariño, Colombia.

Suplementos digitales