20 de diciembre de 2018 00:00

19 recolectores de basura ya operan en zonas críticas de Quito

En el barrio El Placer, en el Centro Histórico, uno de los nuevos vehículos realiza la recolección los días lunes, miércoles y viernes.

En el barrio El Placer, en el Centro Histórico, uno de los nuevos vehículos realiza la recolección los días lunes, miércoles y viernes. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Daniel Romero
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde la puerta de su negocio, ubicado en la calle Baños del barrio El Placer, Patricia Piedra observa cómo tres trabajadores de Emaseo recogen las fundas de basura que los vecinos dejan en la vereda.

Por ese barrio del Centro de Quito, el lunes 17 de diciembre, uno de los nuevos vehículos recolectores cumple con su ruta en un punto al que Emaseo detectó como problemático.

Piedra dice que la gente deja las fundas a la espera de la recolección, pero que hay una importante cantidad de perros callejeros que las rompen, por ello los desechos terminan desperdigados en la acera.

A esto, según esta moradora de El Placer, se suma que en el sector se ubica una unidad educativa y que a la salida los estudiantes botan en la calle todo tipo de envolturas, papeles y restos de comida.

Toctiuco, junto a los barrios de La Vicentina, Quitumbe, Cima de La Libertad, Argelia, Miravalle y Armenia son las siete zonas que Emaseo escogió para las primeras 44 rutas de operación de 11 de los 19 nuevos vehículos, que fueron presentados el 3 de diciembre de 2018. 

Estos primeros recolectores empezaron a operar desde el lunes 10 de diciembre, después de que pasaron un proceso de calibración y sus conductores recibieron una certificación.

Piedra no deja de observar cómo se realiza la recolección al pie de vereda. Se mantiene como en vigilia hasta que el vehículo pasa de su cuadra. “No saben recoger bien. Si las fundas se abren dejan la basura en la calle”, dice con cierto enojo.

Paúl Luzuriaga, gerente de Operaciones de Emaseo, señala que los barrios seleccionados son los más problemáticos, porque tienen más puntos críticos. Se trata de esquinas o aceras en donde la gente, sin importar la hora o el día de recolección asignados, deja las fundas con sus desechos.

En Toctiuco, antes del inicio de operación del nuevo recolector, había 46 puntos críticos. Tras una primera evaluación, Luzuriaga asegura que estos se redujeron a 31.

Para Jadira Vivas, moradora de Toctiuco, aún falta por mejorar. Cuenta que hasta la semana pasada aún se veían las volquetas por el sector. La complicación para ella es que con esa forma de recolección no se llevaban todas las fundas y terminaba sucia la calzada.

En el Distrito Metropolitano, de acuerdo con Emaseo, hay cerca de 6 000 puntos problemáticos. Desde la implementación de rutas con los 11 recolectores nuevos, esa cantidad se redujo en un 40%.

Luzuriaga señala que la nueva flota permite cumplir con el itinerario establecido y eso ocasiona que los vecinos vuelvan a ordenarse en los días y horas para sacar la basura.

Desde ayer, los ocho vehículos restantes ya se sumaron a la operación. Tienen a su cargo 32 rutas que operan, sobre todo, en el sur. En este sector es donde más inconvenientes con la generación y recolección de desechos se presentan.

Hasta el momento, todos los vehículos que han llegado son de carga posterior, que se encargan de la recolección a pie de vereda. Aún falta el arribo de nueve recolectores. Este fin de semana está previsto su traslado a Quito desde la Aduana. Es decir, habrá 28 recolectores operando hasta el fin de año.

Además de los 19 que ya operan, Emaseo trabaja con 35 carros de carga posterior y ocho de lateral, que integran la flota antigua. A eso se suma el alquiler de 70 volquetas que aún operan como parte de las medidas de la declaratoria de emergencia. Desde febrero, la empresa de aseo municipal optó por el arrendamiento de 85 volquetas para la recolección de basura. Con eso se buscaba atender las rutas que sufrían retrasos por la falta de vehículos para recoger los desechos.

A la fecha, según Luzuriaga, ya no se utilizan 15 volquetas. Hasta fin de año no se prevé prescindir de más volquetas. Diciembre es el mes más complicado en la generación de basura y hay rutas en las que todavía se las requiere.

Luego de que el recolector se va, Piedra ingresa a su negocio y dice que, para mejorar, también hay que dejar de arrojar la basura fuera de horario.

consejos

En diciembre se genera más basura de lo habitual. Saque los desechos en fundas bien cerradas y colóquelas en los contenedores del barrio.

Emaseo desarrollará operativos especiales el 25 de diciembre y el 1 de enero del 2019.

El reciclaje es una forma efectiva de convertir la basura en algo útil.

Si detecta mala disposición de desperdicios puede denunciar al 1800 362 736.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)