Dos pasos para salir del catastro 2022 de microempresarios
Pachakutik reacciona al congelamiento del precio de …
Fiscalía investiga ataque cibernético a sistema info…
Chicos de familias de migrantes recibieron kits educativos
Granizada en Quito causa sorpresa por el sol registr…
Internet y redes sociales acercaron a los fans a sus…
‘Food trucks’ buscan camino en Guayaquil
El 27 de octubre operarán radares en Montecristi

Pacientes con síntomas de covid-19 viven en el sur de Quito en medio de la enfermedad y la preocupación de no tener empleo

Brigadas móviles de salud del Municipio visitan las zonas más afectadas por la pandemia del covid-19. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Brigadas móviles de salud del Municipio visitan las zonas más afectadas por la pandemia del covid-19. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Brigadas móviles de salud del Municipio visitan las zonas más afectadas por la pandemia del covid-19. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Los casos de covid-19 se incrementan en Quito mientras las brigadas móviles de salud del Municipio continúan visitando las zonas más afectadas por la pandemia. Según datos del COE provincial, 20 853 contagios se han reportado en el Distrito Metropolitano hasta el 26 de agosto y 790 muertos.

Hasta el 19 de agosto, las brigadas móviles de la Alcaldía han realizado 1 072 atenciones en los barrios más críticos.

Hoy, miércoles 26 de agosto de 2020, un equipo de médicos llegó a la casa comunal del barrio San Gregorio de Chillogallo, en el sur de Quito, para evaluar a los pacientes con síntomas de esa enfermedad. Una fila de aproximadamente 80 personas se formó en el sitio a la espera de atención. La mayoría de esas personas perdió su empleo y aseguró que diariamente hacen ‘malabares’ para comprar comida y cubrir los gastos de la casa. “Antes laboraba en quehaceres domésticos en una vivienda, pero perdí ese empleo”, cuenta Olga H., quien sobrevive gracias a la ayuda de sus hijos que le proporcionan alimentos cada mes.

La maestra Laura R. señala que no le pagan el salario desde hace dos meses. “Tengo un poco de tos seca y fiebre, me falta el aire (…) Nuestra alimentación es precaria, a veces solo comemos arroz con huevo. Siempre procuramos que las compras que hacemos para la casa nos duren todo el mes y vivimos ajustados”.

Recuerda que sus colegas maestros se han unido para fabricar mascarillas y comercializarlas en la calle, exponiéndose a contraer la enfermedad. “Es una dolencia emocional terrible, es un odio contra el sistema porque no estamos bien, sólo hay noticias negativas. Piden que no nos aglomeremos, pero no tenemos qué hacer para subsistir”.

La universitaria Paulina V. mantuvo contacto con su abuela que se enfermó de covid-19 y acudió a las carpas móviles para que evalúen su salud. Antes de la pandemia, ella trabajaba cuidando a dos adultos mayores. “Mi esposo es taxista y tenemos bajos ingresos económicos. Ahora sobrevivimos con lo básico. Guardamos la comida para mi hijo de 5 años. Nos aguantamos sin comer con tal de que mi niño se alimente de forma adecuada”.

William Basantes, coordinador de la Federación de Barrios del Sur, indica que realizó las gestiones con la Secretaría de Salud de la Alcaldía para recibir la visita de las brigadas hoy. En total, cerca de 80 personas se inscribieron para que las brigadas les evalúen. El dirigente manifestó que buscan coordinar más visitas en otros barrios en donde hay gente sintomática de covid-19.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

Suplementos digitales