Se necesita dinamitar la roca caída en la vía Alóag-…
Policía evitó un suicidio en puente de Portoviejo
Sicarios asesinaron a cuatro personas en una hosterí…
El recorrido ‘Cuidado a los heridos de la Bata…
Niña cayó a un pozo y una vivienda se incendió en Quito
ATM anuncia cierres viales en Guayaquil por desfiles…
7 fiestas clandestinas y 51 locales clausurados en Quito
Policía pide equilibrio en proyecto de Ley sobre uso…

Un perno y chips óseos en el pie de ‘Kike’ Vera

Redacción Deportes

La lesión Enrique ‘Rambert’ Vera es dolorosa, molestosa e incómoda. Sucedió durante el cotejo por la Copa Sudamericana que disputaron en el estadio Casa Blanca Liga de Quito y Vélez Sarsfield, de Argentina.

El futbolista paraguayo sufrió una fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho, la cual  lo mantendrá alejado de las canchas por  10 semanas.

Con esta fractura, el volante albo no podrá estar presente en los encuentros restantes del Campeonato Nacional ni tampoco en los partidos por las semifinales de la Copa Nissan Sudamericana ante el River Plate de Uruguay, los próximos 12 y 19 de noviembre, en Montevideo y Quito, respectivamente.

El doctor Juan Barriga, médico de Liga y quien se encargó de la operación, explica que el quinto metatarsiano es el más pequeño y conforma la parte ósea del pie derecho. Los metatarsianos son huesos que están   antes de la falange próxima, uno de los tres huesos que conforman los dedos. Los otros son la falange media y la falange distal (más distante).

 La operación, dice Barriga, consistió en colocar un perno en el metatarsiano, el cual fue reforzado por dos especies de grapas a los costados; estas poseen dos elementos: factores de crecimiento y chips óseos o injertos. Este perno se llama técnicamente ‘tornillo maleolar’.

La recuperación de Vera será de unas 10 semanas, continúa Barriga. El tratamiento contempla 10 días de reposo domiciliario, la retirada de los puntos después de esa fecha y el programa de rehabilitación. Este programa tiene como fin calmar el dolor, desinflamar la herida, lograr la movilización   y fortalecer la musculatura.

 Cada mes, asimismo, se realizarán controles radiográficos para conocer la evolución de la fractura y saber si ya está curada.