5 de octubre de 2018 10:05

Así obtuvo un pasaporte la momia de Ramsés II para viajar de Egipto a Francia

Recreación realizada por David S. Anderson. Foto: Tomada del Twitter de  David S. Anderson @DSAArchaeology

Recreación realizada por David S. Anderson. Foto: Tomada del Twitter de David S. Anderson @DSAArchaeology

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 5
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El pasado 28 de septiembre del 2018 se hizo viral una foto del pasaporte de Ramsés II. A pesar de que el registro no es real, la historia sí y fue publicada por el arqueólogo David S. Anderson en su cuenta de Twitter.

Como es conocido, para viajar fuera de un país de origen es imprescindibles contar con un pasaporte que acrediten la procedencia del viajero y tener la autorización para entrar a otro territorio. Por esta razón, la momia del faraón Ramsés II tuvo que obtener uno de estos documentos para viajar de Egipto a Francia, en 1976.

Sí, todo ocurrió hace 42 años, en septiembre de 1976. El hecho está registrado por el New York Times del 27 de septiembre de ese año.

La historia ocurrió así: La momia del faraón Ramsés II, la mejor conservadas de la historia, tuvo que viajar desde su Egipto natal hasta París, en Francia, para someterse a un proceso de preservación.


Hasta ese entonces, la momia del faraón, descubierta en 1881, se conservaba en el Museo Egipcio de El Cairo. Las condiciones de la sala, que no eran aptas para la conservación de la momia, fueron deteriorando a Ramsés II hasta que los restos estuvieron en serio peligro de dañarse de manera irremediable, según señala el portal del Diario El Español.

Durante el proceso de encontrar un tratamiento adecuado, los responsables del museo acordaron con especialistas franceses el estudio de la momia y el posterior tratamiento de la misma en vías de solucionar el deterioro y así preservar la reliquia. Los especialistas encontraron que la momia de Ramsés II estaba infestada por 89 tipos de hongos: la sala del museo donde había permanecido en El Cairo tenía demasiada humedad y debía recibir el tratamiento en París.

Para concretar el viaje, la "momia" tuvo que tramitar varios documentos que le permitieran ingresar al país europeo. Pues, a Francia no podía entrar nadie sin pasaporte, estuviese vivo o muerto. El faraón, con 3 000 años de antigüedad, tuvo que obtener el documento. No hay registros gráficos de cómo era el pasaporte, pero la recreación de David S. Anderson, viralizada en Twitter, podría acercarse.

Ya con su pasaporte, la momia fue recibida por la Secretaria de Estado para las Universidades, Alice Saunter-Seite, y un destacamento del ejército. Ramsés II, que gobernó Egipto durante 67 años, recibió honores en el aeropuerto Le Bourget. Luego fue conducido al Museo Etnológico de París para su tratamiento, señala el New York Times de 1976.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)