Ecuatoriano detenido tras quedar atrapado al ir a ro…
China critica la venta de armas por USD 750 millones…
Israel anima a recibir tercera dosis pese a petición…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 5 de agosto del 2021
El turista irá a las playas y destinos andinos en feriado
Juicio político a Pablo Celi pasa al Pleno, pero sin…
Más gente se volcó a laborar en las ‘app’ de transpo…
Cinco temas requieren de atención urgente en el Conc…

Simpatizantes del partido de Alan García lloran la muerte de su líder

Seguidores del partido al que Alan García pertenecía, muestran sus emociones tras la noticia de la muerte del exlíder peruano. Foto: EFE

Seguidores del partido al que Alan García pertenecía, muestran sus emociones tras la noticia de la muerte del exlíder peruano. Foto: EFE

Seguidores del partido al que Alan García pertenecía, muestran sus emociones tras la noticia de la muerte del exlíder peruano. Foto: EFE

Decenas de simpatizantes del Partido Aprista Peruano (PAP), que lideraba el expresidente peruano Alan García, se reunieron este miércoles 17 de abril del 2019, en los exteriores del hospital Casimiro Ulloa, en Lima, para llorar y despedir a su líder, quien murió al dispararse en la cabeza cuando iba a ser detenido por la Policía.

Entre cánticos de “Alan García, presente” y “el Apra nunca muere”, también se refirieron al presidente peruano, Martín Vizcarra, con gritos de “¡Vizcarra asesino!”.

“No ha muerto, no morirá Alan García, porque la renovación del Apra sigue en pie, y si el Gobierno de turno, si el señor Vizcarra, si (el periodista Gustavo) Gorriti, creyeron que callando la boca a Alan García iban a hacer que el Apra muera, se equivocaron, aquí está el Apra, con su renovación y su juventud, porque el Apra nunca muere”, señaló una de las jóvenes líderes del partido.

El exmandatario, quien era investigado por la Fiscalía sobre los sobornos de Odebrecht, falleció hoy a los 69 años, mientras era operado en el Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, de las graves heridas que le dejó el disparo que se propinó en la sien, cuando policías y fiscales llegaron a su casa con una orden de detención en su contra.

Alan García fue ingresado en medio de una gran confusión en el centro médico, a donde fue trasladado por la Policía que fue a detenerlo a su casa.

El director del hospital, Enrique Gutiérrez, señaló que el exgobernante presentaba un disparo de arma de fuego “con orificio de entrada y salida” en el cráneo y que todos los médicos del Casimiro Ulloa participaron en la operación que intentó salvarle la vida.

Un comunicado posterior del centro sanitario detalló que García murió a las 10:05 hora local (10:05 hora en Ecuador), tras ser diagnosticado de un traumatismo cráneo encefálico grave “por proyectil de arma de fuego y hemorragia incontrolable de base de cráneo”.

García será velado desde este miércoles en la Casa del Pueblo, el local principal del Partido Aprista Peruana (PAP), situado en el centro histórico de Lima.

La muerte del expresidente ha conmocionado a Perú y agrava el impacto de la crisis generada por el caso de corrupción Odebrecht, por el que era investigado junto a exfuncionarios de su segundo Gobierno.