En Huaquillas persiste el cierre de las vías; manife…
La Casa Blanca cree que ‘es hora de extender l…
Un hombre fue encontrado sin vida en la frontera ent…
Presunto ladrón se quedó dormido tras haber cometido…
Contraloría revela que en Hospital de Guayaquil hubo…
En el 2020 Ecuador destinó USD 1 120 367 para pensio…
Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos …
Misión del FMI empezó su trabajo en Ecuador

Egipto encarcela a una destacada activista por denunciar el aumento de casos de coronavirus en las cárceles

Imagen referencial. El Gobierno de Egipto ha juzgado a una  activista que denunció el aumento de casos de covid-19 en las cárceles. Foto: Pixabay

Imagen referencial. El Gobierno de Egipto ha juzgado a una activista que denunció el aumento de casos de covid-19 en las cárceles. Foto: Pixabay

Imagen referencial. El Gobierno de Egipto ha juzgado a una activista que denunció el aumento de casos de covid-19 en las cárceles. Foto: Pixabay

Las autoridades egipcias han castigado este miércoles 17 de marzo del 2021 con 18 meses de prisión a Sanaa Seif, una destacada activista por los Derechos Humanos, por “difundir información falsa” sobre el aumento de casos de coronavirus que se estaría produciendo en las cárceles del país.

La hermana de Seif, Mona, ha denunciado a través de sus redes sociales que la sentencia, que podrá ser apelada, ha sido dictada por un Tribunal de El Cairo sin que la acusada estuviera presente en la sala. Hasta el momento, no ha habido confirmación oficial.

Seif, de 27 años, fue detenida en junio de 2020 acusada de publicar noticias falsas en su página de Facebook sobre la propagación del coronavirus en las cárceles egipcias. Sin embargo, las autoridades han defendido que las detenciones se ajustan a la ley y que los tribunales del país funcionan de forma independiente.

La acusada es también hermana de otro destacado activista a favor de la democracia en Egipto, Alá Abdel Fatá, detenido desde septiembre de 2019, según denuncia su familia.

Grupos de Derechos Humanos han denunciado la creciente represión que en los últimos años vienen padeciendo en Egipto activistas y opositores, así como otras figuras políticas y religiosas tras el golpe de Estado perpetrado por Abdelfatá al Sisi cuando ejercía como Ministro de Defensa en 2014 contra el que era el primer presidente elegido democráticamente en el país, Mohamed Morsi.