Raúl González aclaró que no renuncia a su 'legítimo …
Sismo de 5.4 sacudió al centro de Chile
Cuba anuncia que no podrá identificar restos óseos d…
Se activó nueva señalización para favorecer al peató…
Derrumbe en una mina de Colombia deja al menos nueve…
Estudio reveló que la Humanidad está 'mal preparada'…
Recién casados fallecieron junto a su hijo y familia…
Ecuador espera cerrar TLC con China este 2022

EE.UU. deberá ‘pagar el precio’ si sanciona a funcionarios de Pekín por trato a uigures

El secretario del partido de Xinjiang, Chen Quanguo (Izq.) y el presidente del gobierno de Xinjiang, Shohrat Zakir (Der.) escucharon una pregunta durante la reunión de la delegación de Xinjiang en el Congreso Nacional chino. Foto: AFP

El secretario del partido de Xinjiang, Chen Quanguo (Izq.) y el presidente del gobierno de Xinjiang, Shohrat Zakir (Der.) escucharon una pregunta durante la reunión de la delegación de Xinjiang en el Congreso Nacional chino. Foto: AFP

El secretario del partido de Xinjiang, Chen Quanguo (Izq.) y el presidente del gobierno de Xinjiang, Shohrat Zakir (Der.) escucharon una pregunta durante la reunión de la delegación de Xinjiang en el Congreso Nacional chino. Foto: AFP

China advirtió el miércoles 4 de diciembre del 2019 a Estados Unidos de que deberá “pagar el precio” de la adopción de un proyecto de ley en la Cámara de Representantes que prevé sanciones contra Pekín por el trato que da a la minoría musulmana uigur.

“¿Ustedes piensan que vamos a quedarnos sin hacer nada mientras los estadounidenses perjudican los intereses chinos? Creo que por sus errores, de palabra o de hecho, deben pagar un precio”, dijo a la prensa Hua Chunying, la portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores en su conferencia habitual.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el martes 3 de diciembre con una aplastante mayoría un proyecto de ley que llama a imponer sanciones a altos responsables chinos de la región de Xinjiang (noroeste) .

Organizaciones de defensa de los derechos humanos y el gobierno estadounidense acusan a China de haber internado en ese territorio -víctima durante muchos años de atentados sangrientos- a cerca de un millón de musulmanes, en particular de la etnia uigur, en campos de reeducación política.

El gobierno chino rechaza las cifras y habla de “centros de formación profesional” destinados a ayudar a la población local a encontrar un empleo y alejarlos de esa forma de la tentación del islamismo y del terrorismo.

Es “imposible que no tenga impacto en las relaciones sino-estadounidenses y en la cooperación entre los dos países en algunos campos”, declaró la portavoz, respondiendo a una pregunta sobre las posibles consecuencias del voto de los representantes en las difíciles negociaciones comerciales entre ambas naciones.