26 de diciembre de 2018 00:00

Madres de jóvenes abusadas piden justicia

La madre de una joven  de 14 años agraviada, acudió a la Asamblea Nacional, en donde pidió que se vigile el juicio. Foto: Diego Pallero / El Comercio

La madre de una joven de 14 años agraviada, acudió a la Asamblea Nacional, en donde pidió que se vigile el juicio. Foto: Diego Pallero / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 19
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Sara Ortiz

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El dolor y su deseo por lograr justicia las unió. Son un grupo formado por las madres de las adolescentes que fueron abusadas sexualmente por un hombre, de 33 años, al que se conoce como ‘El Mangajo’.

La última reunión la tuvieron en Cuenca, en donde residen y compartieron una cena navideña. Fue un tiempo para estrechar la amistad y “despejar un poco la mente”. Alexandra estuvo allí. Ella es madre de una de las víctimas.

Los relatos de las mamás han sido escuchados incluso en la Asamblea Nacional. Allí acudieron el 13 de diciembre para pedir a los legisladores que vigilen el proceso penal, porque tienen temor de que no se llegue a una sentencia y que el caso pase desapercibido.

La Policía calcula que hay aproximadamente 37 chicas que fueron abusadas sexualmente por el sospechoso, aunque solo 11 han presentado sus denuncias. De ese grupo, tres casos están en fases de investigación avanzadas. Es decir, la Fiscalía ha imputado cargos y ha pedido la prisión preventiva por 90 días para ‘El Mangajo”. Desde agosto, él está recluido en la cárcel de Turi, en la ciudad de Cuenca.

Las familias esperan que cuando termine el proceso penal reciba la pena máxima.

En el expediente de la Fiscalía también se analizaron las redes sociales de ‘El Mangajo’, pues tenía diferentes perfiles falsos en donde publicaba sus fotos en lugares lujosos.

Mostraba supuestos viajes por el mundo, en yates, con ropa de diseñadores famosos e incluso fotografías portando armas de fuego.

Según los investigadores, el sospechoso usaba las redes sociales para captar a menores de entre 14 y 18 años. Su plan era enamorarlas, hacerles cumplidos, regalarles flores y ropa. Luego, cuando sus víctimas confiaban en él y estaban enamoradas, les invitaba a salir y finalmente les llevaba a su casa, en donde les suministraba alcohol para abusar de ellas.

“Creemos que también les drogaba, porque en el allanamiento encontramos pastillas que deben ser analizadas”, dice Ítalo Palacios, quien defiende a tres víctimas.

En todas las plataformas colgaba sus fotos usando capuchas o imágenes distantes en donde no su rostro no apareciera en primer plano. Las madres creen que de esta forma ocultaba su verdadera edad.

Palacios no descarta que en este caso habría más sospechosos involucrados. “En las redes sociales y en el teléfono de ‘El Mangano’ se encontró chats en donde enviaba fotos de jóvenes atadas, inconscientes y desnudas”.

Luego de remitir estas imágenes, sus contactos respondían que “espere” o que les “guarde”. En uno de los casos hay un amigo de ‘El Mangajo’ vinculado en la investigación, pero al abogado Palacios le preocupa que hasta el momento la Fiscalía no haya solicitado su prisión preventiva.

Alexandra cuenta que su hija, de 14 años, no fue enamorada de ‘El Mangajo’. “La amiga de mi hija era la novia, pero este hombre usó a esa chica para llegar hasta mi niña”. Asegura que el detenido logró convencer a las adolescentes para que no entraran un día a clases. Luego las llevó a su casa, en donde supuestamente podían sacarse los uniformes y ponerse ropa más cómoda.

Allí supuestamente le habría dado alguna bebida extraña a la hija de Alexandra. “Cuando despertó, ella estaba desnuda, atada de manos, luego le tomó fotos y le tuvo secuestrada durante horas hasta que la liberó”.

Otra madre cuenta que su hija prefirió guardar silencio sobre lo que había sufrido, porque el sospechoso le habría amenazado con divulgar las fotos y videos íntimos que le grabó. “Es tan cruel, porque se trata de un hombre de 33 años que extorsionaba, amenazaba y manipulaba a las chicas”.

El drástico cambio del comportamiento -pasó de ser una joven alegre y extrovertida a alguien que solo lloraba y quería estar sola- evidenció que algo malo le había pasado y finalmente su hija terminó confesando lo ocurrido.

El procesado, por su parte, ha dicho a las autoridades que las relaciones sexuales con las menores fueron consensuadas y que eran sus novias.

Este mes, la Fiscalía presentó otro cargo por violación en contra del sospechoso. Esta vez, la víctima fue una menor de 14 años que también lo denunció. También se lo investiga por posible abuso sexual.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)