28 de September de 2009 00:00

Dos jugadores juveniles le dieron el triunfo a Emelec

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil



Emelec

2

 0

D. QuitoEl equipo compuesto por titulares y suplentes le dio resultado al técnico argentino Gabriel Perrone. Emelec  venció ayer 2-0 al Deportivo Quito. Los goles los marcaron los juveniles Marcos Caicedo, a los 32 minutos,  y Joao Rojas, su reemplazante en la segunda etapa,  a los 83’.

Los gritos y los gestos que realizó Rubén Darío Insúa desde la zona técnica no fueron suficientes para ordenar  la zona de volantes de su equipo. Después de varios llamados de atención, los mediocampistas azulgrana lograron acoplarse  en el centro de la cancha de estadio Capwell.



La figura
Marco Caicedo hizo levantar a la hinchada
Fue el delantero más peligroso del  equipo de Gabriel Perrone. Su cambios de velocidad y su potencia a la hora de encarar al rival contrariaron a los defensas chullas. Su gol fue aplaudido de pie por los hinchas     azules.

La desesperación de Insúa fue causada por la vehemencia con la que Emelec empezó sus ataques hacia el arco defendido por Bonard García desde el primer minuto de juego. La velocidad de Silvano Estacio y del juvenil Marcos Caicedo fue un dolor de cabeza no solo para la línea de tres defensores (Geovanny Caicedo, Luis Checa y Luis Tenorio) que planteó el estratega argentino, sino también para la línea de volantes.

En el otro extremo de la cancha, en la banca azul, Gabriel Perrone miró el partido con los brazos cruzados. Su serenidad era tal que antes de que el árbitro Samuel Haro dispusiera el inicio del partido se aplicó bloqueador para evadir los efectos de la incidencia de  radiación solar que se sintió el mediodía de ayer en Guayaquil.

El Deportivo Quito no sintió los efectos de los 36 grados. Sus jugadores corrieron durante todo el partido. Fueron un  rival exigente para los eléctricos porque en ningún momento se encerraron en su cancha y no renunciaron a generar jugadas de peligro en el arco defendido por Javier Klimowicz.  

El equipo de Insúa  llegó al estadio Capwell con la idea de defenderse con la pelota en los pies. Pero no lo logró    gracias la férrea marca de José Luis Quiñónez y del colombiano nacionalizado Luis Guillermo Rivera. 



La contrafigura
Michael  Arroyo no aportó ideas ni fútbol 
Su habilidad con la pelota en los pies fue opacada por los volantes de marca de Emelec. No abasteció a los delanteros de su equipo y constantemente recibió llamados de atención del DT argentino Rubén Darío Insúa.

Emelec, a medida que pasaron lo minutos, consolidó         su juego ofensivo. Las ausencias de Juan Pablo Raponi, José Aguirre, Marcelo Fleitas, David Quiroz y de Hernán Peirone no marcaron una diferencia considerable en el planteamiento de Perrone.
 
Prueba de aquello fue el buen desempeño del juvenil Marcos Caicedo, quien abrió el marcador a los 32’   con un soberbio disparo de media distancia.

En la segunda etapa, el entrenador  Insúa intentó igualar el partido con el ingreso del mediocampista  Luis    Saritama. Mientras que   Perrone mandó a la cancha a Joao Rojas y 10 minutos después de su ingreso amplió la ventaja luego de superar la marca de Luis Checa y Luis Tenorio.

  Los azules jugarán el miércoles contra Botafogo por la Copa Sudamericana y ante Técnico Universitario el jueves a las 18:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)