23 de junio de 2018 13:44

El Inti Raymi se celebra en el parque arqueológico Rumipamba

En la ceremonia celebrada en parque arqueológico Rumipamba se levantó los brazos brazos hacia el espacio y se reflexionó sobre la importancia de agradecer a la tierra por sus bondades. Foto: Ana Guerrero

En la ceremonia celebrada en parque arqueológico Rumipamba se levantó los brazos brazos hacia el espacio y se reflexionó sobre la importancia de agradecer a la tierra por sus bondades. Foto: Ana Guerrero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Ana Guerrero

Con música y danza empezó la celebración del Inti Raymi en el parque arqueológico Rumipamba, en el norte de Quito. Este sábado 23 de junio, a partir de las 10:15, la tradicional ceremonia por la Fiesta del Sol arrancó con un desfile. Niños y adultos fueron parte de la ceremonia.

Las comparsas partieron desde el ingreso principal al establecimiento, avanzaron por la avenida Mariana de Jesús, para ingresar nuevamente al parque por la denominada Casa Hacienda.

Al llegar al espacio, los bailarines y músicos formaron un círculo alrededor de símbolos plasmados en el piso con flores. La representación de los cuatro elementos (aire, agua, fuego y tierra) estaban presentes, gritaba mama Maruja, la mujer que dirigió parte de la ceremonia y la encargada de agradecer por la vida, los bienes y la riquezas de la Madre Tierra.

La ceremonia fue organizada por el Municipio de Quito, a través del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), e incluyó la participación de la Corporación Ecuatoriana de Arte y Cultura (CEAC).

Músicos y bailarines formaron parte de la  celebración del Inti Raymi (Fiesta del Sol). Foto: Ana Guerrero / EL COMERCIO

Músicos y bailarines formaron parte de la celebración del Inti Raymi (Fiesta del Sol). Foto: Ana Guerrero / EL COMERCIO

Hasta el parque llegaron miembros de la comunidad para ser parte del evento. El objetivo de la celebración, además de conmemorar esta fiesta del calendario cultural y patrimonial ecuatoriano, era estimular la participación de la sociedad en actos propios de la cosmovisión andina.

Como parte de la ceremonia y como es costumbre de los pueblos andinos, los asistentes compartieron una Pamba Mesa (tradicional mesa de alimentos comunitaria). Pero antes se llevó a cabo una ceremonia, en la que se levantan los brazos hacia el espacio y reflexionan sobre la importancia de agradecer a la tierra por sus bondades.

Fernando Arteaga, coordinador de Sitios Arqueológicos del IMP, recordó que la ceremonia se realiza en Rumipamba por tercer año consecutivo. "Es una tradición que se remonta a épocas prehispánicas. En este sitio (el parque Rumipamba), el pueblo de los Quitus tenía contacto con la naturaleza y los astros para organizar un calendario agrícola y en función de este las sociedades prehispánicas organizaban sus actividades".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)