19 de enero de 2019 00:00

IESS se quedará sin plata para pensiones antes de lo previsto

Atención a jubilados en la Caja del Seguro Social, ubicada en el norte de la capital. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Atención a jubilados en la Caja del Seguro Social, ubicada en el norte de la capital. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 99
Triste 8
Indiferente 9
Sorprendido 1
Contento 11
Patricia Carolina González


Para el 2034, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) no tendrá recursos para el pago de pensiones, 12 años antes de lo que había calculado la entidad con base en un estudio aprobado por la empresa Volrisk Consutores.

Esta es una de las principales conclusiones de un examen especial efectuado por la Contraloría a la preparación, ejecución, aprobación y aplicación de los informes actuariales en el Seguro Social y entidades relacionadas, entre el 1 de enero del 2012 y el 31 de diciembre del 2017.

Un informe actuarial tiene como objetivo medir la sostenibilidad de un sistema de pensiones a 40 años; es decir, permite saber si el IESS tendrá recursos suficientes para pagar las jubilaciones y otros beneficios a los futuros pensionistas.

El informe deVolrisk señalaba que al año 2053 al IESS le harían falta USD 20 465 millones, cuando en realidad -según la Contraloría- se necesitarían USD 124 147 millones adicionales. La cifra es casi cuatro veces más que el Presupuesto General del Estado del 2019.

Para el 2013, la situación del fondo de pensiones ya era frágil pero no fue advertido.

La cifra incluso puede ser mayor, puesto que en esas proyecciones se consideraba el aporte estatal del 40% para el pago de pensiones.

Durante el período 2015-2018, la entidad no contó con el aporte estatal debido a la aprobación de la Ley de Justicia Laboral, que entró en vigencia a partir del 2015. La norma sustituyó el aporte fijo por una garantía que aplicaba únicamente cuando el Seguro Social no contara con los recursos económicos para cubrir las obligaciones en curso de pago.

La Asamblea Nacional aprobó esa reforma legal con el argumento de que el Seguro Social tenía suficiente liquidez.

Esto ocasionó que durante el período que no recibió la totalidad del aporte estatal se realizaran desinversiones al fondo cercanas a los USD 5 000 millones, según datos del IESS.

El aporte estatal se va a restituir recién desde este año, gracias a una sentencia de la Corte Constitucional.

Hasta octubre del pasado año, el fondo de pensiones tenía un saldo de USD 6 506 millones, lo que significa una disminución de 27% frente al 2015.

El estudio actuarial del IESS, validado por Volrisk, estimaba las reservas del fondo para el 2018 en USD 12 902 millones.

Según el examen de Contraloría, estas subestimaciones fueron ocasionadas por la falta de aplicación de metodologías actuariales apropiadas y sobreestimaciones en los estudios actuariales sobre la tasa de rendimiento, mortalidad y salario promedio futuro de los afiliados al Seguro Social.

En cuanto al Seguro de Salud, para el cual el horizonte para el análisis actuarial es de 20 años, la auditoría determinó que al año 2033 se subestimó el déficit en al menos USD 14 072 millones. Para ese año, según el organismo, la brecha estaría en USD 23 148 millones.

No obstante, la Dirección General de Gestión Financiera del IESS aclaró a este Diario que la decisión de desinversión se tomará luego de una evaluación en el transcurso del segundo semestre de este año.

Funcionarios del IESS presentaron sus justificaciones a la Contraloría sobre las metodologías actuariales utilizadas y los resultados obtenidos. De igual manera lo hizo Volrisk, pero el organismo de control mantuvo sus observaciones en el informe final.

La Superintendencia de Bancos también presentó sus descargos en cuanto a su trabajo de regulación y supervisión.

Otra de las conclusiones de Contraloría hace referencia a la declaración de reserva a los estudios actuariales del IESS, por parte del Consejo Directivo de la entidad, con base en la resolución de la ‘Súper’ de Bancos de septiembre del 2015, que incluyó estos estudios dentro de los expedientes clasificados como reservados.

“Esto impidió el acceso de los asegurados y jubilados a la información de la sostenibilidad financiera del IESS”, subraya el órgano de control.
La medida fue revocada por los miembros del Consejo Directivo, en marzo del 2018.

El informe también evidenció la falta de adopción de medidas por parte de la entidad, que permitieran la aplicación de recomendaciones de estudios actuariales contratados, con corte al 2010 y al 2013, limitándose únicamente a remitirlos a la ‘Súper’ de Bancos.

Este incumplimiento ocasionó, según el examen especial de Contraloría, que no se emitiesen regulaciones técnicas que aseguren la sostenibilidad de los seguros del IESS.

pensiones
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (75)
No (9)