Detectan una nueva variante del covid-19 nunca antes…
España pone fin al uso obligatorio de la mascarilla …
Asociación denuncia el asesinato de una joven trans …
Honduras se convierte en el tercer país del mundo en…
Al menos 1 muerto al derrumbarse un edificio de depa…
Militares decomisan 52 000 municiones en zona fronte…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 24 de junio del 2021
Tres ejes tuvo el primer mes del gobierno de Guillermo Lasso

El Municipio supervisa que la venta de monigotes cumpla las medidas de bioseguridad en Guayaquil

La tradicional calle 6 de Marzo cada año se llena de monigotes. En esta ocasión, debido a la pandemia, el COE cantonal dispuso la aplicación de medidas para evitar las aglomeraciones. Fotos: Mario Faustos /  EL COMERCIO

La tradicional calle 6 de Marzo cada año se llena de monigotes. En esta ocasión, debido a la pandemia, el COE cantonal dispuso la aplicación de medidas para evitar las aglomeraciones. Fotos: Mario Faustos / EL COMERCIO

La tradicional calle 6 de Marzo cada año se llena de monigotes. En esta ocasión, debido a la pandemia, el COE cantonal dispuso la aplicación de medidas para evitar las aglomeraciones. Fotos: Mario Faustos / EL COMERCIO

El vicealcalde de Guayaquil, Josué Sánchez, realizó una visita a los talleres de la calle 6 de Marzo, en el centro-sur de la ciudad, para constatar el cumplimiento de las disposiciones municipales en cuanto a la venta de monigotes en medio de la pandemia de covid-19. El recorrido se cumplió la mañana de este viernes 11 de diciembre de 2020.

Sánchez ingresó a uno de los talleres, ubicado en la intersección de la calle Medardo Ángel Silva, donde constató el funcionamiento del local y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad, como distanciamiento y uso de mascarilla.

El funcionario estuvo acompañado por miembros del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, además de un grupo de agentes metropolitanos que se ubicaron a lo largo de la vía, para evitar la aglomeración de comerciantes informales.

El pasado 25 de noviembre, el COE cantonal ordenó que solo se comercialicen monigotes de hasta 2,5 metros de altura y que los artesanos sean los encargados de aplicar los protocolos sanitarios y señalética. Este año la 6 de Marzo no será peatonal.

El Municipio además prohibió la exposición de monigotes en la vía púbica, así como la ubicación de vendedores ambulantes en la calle. Tampoco se realizará la exhibición de monigotes gigantes, en el sector del suburbio, con la intención de disminuir el riesgo de contagios de covid-19.