¿Qué se elige en la nueva Asamblea este 14 de mayo del 2021?
El deshielo en el Antártico favorece que se formen n…
Ecuador registra 1 121 nuevos casos de covid-19 en 2…
La FAE recibe nuevas aeronaves de rescate y entrenamiento
Transportistas de Chimborazo rechazaron la operación…
Del 13 al 14 de mayo, aspirantes a carreras universi…
Reformas a la Ley de Tránsito eliminan recargos e in…
Docentes de los centros de desarrollo infantil se qu…

Ecuador condena el asesinato de viceministro boliviano

El presidente Evo Morales decretó tres días de duelo nacional por la muerte de viceministro del Interior de Bolivia. Foto: EFE

El presidente Evo Morales decretó tres días de duelo nacional por la muerte de viceministro del Interior de Bolivia. Foto: EFE

El presidente Evo Morales decretó tres días de duelo nacional por la muerte de viceministro del Interior de Bolivia. Foto: EFE

El gobierno de Ecuador condenó el viernes (26 de agosto) el asesinato del viceministro del Interior de Bolivia, Rodolfo Illanes, a manos de mineros movilizados que lo secuestraron cuando intentaba negociar sus reivindicaciones laborales.

El Ejecutivo “expresa su condena a los lamentables actos de violencia” que “resultaron en el asesinato del compañero viceministro”, señaló la cancillería ecuatoriana en un comunicado.

Agregó que “este episodio supone un agravamiento de los enfrentamientos entre cooperativistas mineros con las fuerzas de seguridad bolivianas, desarrolladas en las últimas dos semanas. El Gobierno del Ecuador expresa su enérgico rechazo a la violencia como forma de protesta, y espera que el conflicto encuentre vías de solución a través del diálogo”.

Illanes, secuestrado el jueves 25 de agosto por mineros que bloqueaban una ruta en protesta contra el gobierno de Evo Morales, fue asesinado por sus captores.

Los mineros en protesta se oponen a la norma que permite la creación de sindicatos dentro de cooperativas, pese a que según el gobierno, esa medida no los perjudica.

El ministro boliviano del Interior, Carlos Romero, explicó que los mineros en realidad intentan obtener autorización para alquilar sus concesiones mineras a empresas privadas o extranjeras, algo que prohíbe expresamente la Constitución.