17 de septiembre de 2019 12:45

Salir de las deudas impagables de la tarjeta de crédito puede tomar entre 6 y 18 meses

Imagen referencial. Según el experto en temas financieros, Jorge Cadena, es mejor tener una única tarjeta de crédito como emergencia. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen referencial. Según el experto en temas financieros, Jorge Cadena, es mejor tener una única tarjeta de crédito como emergencia. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 9
Contento 14
Mónica Orozco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Si solo tiene dinero para pagar el mínimo en una tarjeta de crédito, es una mala señal. Eso evidencia que la familia tiene problemas financieros, está sobreendeudada y no tiene un buen control de sus gastos. Y si no le alcanza ni para cubrir ese monto límite, entonces puede que sus finanzas estén en crisis.

Una regla básica en finanzas públicas es que el endeudamiento total de la familia, incluido tarjetas de crédito, no debe sobrepasar el 40% de los ingresos netos. Es decir, si usted gana USD 1000, el endeudamiento debe ser máximo de 400 al mes. Si las cuotas de la tarjeta superan ese monto, es probable que tenga dificultades para cumplir con esas obligaciones.

Salir de esta situación no es un tema sencillo, requiere de tiempo y, sobre todo, de decisión, explica Jorge Cadena, coach en temas financieros.

El experto comenta que, de los casos que él ha asesorado, se evidencia que puede tomar a un hogar entre 6 y 18 meses poner en orden sus cuentas.

A continuación, algunas recomendaciones de Cadena para equilibrar las finanzas.

1. Si tiene más de una tarjeta, se recomienda quedarse solo con un plástico para uso solo de emergencias o como medio de pago, pero no de crédito.

2. Haga un presupuesto. Esta es una herramienta importante para organizar las cuentas del hogar. Además, le permitirá identificar los gastos que están presionando la liquidez. Para hacer un presupuesto debe llevar un listado diario de los gastos que realiza. Se puede hacer en un cuaderno, pero si puede usar Excel es mejor. En este link puede encontrar una herramienta diseñada por Jorge Cadena para que ingrese sus gastos:
hhttp://www.jorgecadena.com/herramientas-financieras/

3. Si tengo más de una tarjeta romper dos de las tarjetas y quedarme con una para emergencias para uso común para no andar con efectivo a todo lado.

4. Identificar los gastos no indispensables. Los egresos para salud, educación, pago de servicios (agua y luz), transporte, seguros y alimentación son indispensables. Los gastos no indispensables pueden ser subjetivos y depender de las prioridades de la persona, aún así pueden reducirse. Esos gastos tienen que ver con entretenimiento como salidas a comer, al cine, a fiestas; limpieza del hogar; taxis; tv cable o Internet; telefonía móvil.

5. Corte los gastos hormiga. Este tipo de compras pueden desequilibrar las finanzas del hogar y tienen que ver con pequeños egresos que se realizan en el día, como compra de café, gasto en el almuerzo, golosinas. Cadena pone un ejemplo de cómo un hogar puede ahorrar en este tipo de gastos. Si una persona compra un café diario, con un costo de USD 1, significa que terminará gastando USD 360 en un año. Ese dinero bien puede ayudar a bajar las deudas en las tarjetas de crédito.

6. Cortar los gastos diferidos en compras perecibles o de corta duración. Por ejemplo, dejar de pagar a plazos los gastos de supermercado que se consumen en un día o en el mismo mes.

7. Bajar el gasto en compra de ropa y calzado. Evaluar cuidadosamente estos rubros para reducir su gasto, a menos que exista una verdadera necesidad.

8. Lleve su almuerzo al trabajo. Esta medida puede ayudar a reducir gastos de forma significativa.

El experto explica que la tarjeta de crédito es un medio de pago, más que un medio de préstamos. Este instrumentos se puede usar para diferir gastos de larga duración y que aumenten el patrimonio del hogar como un electrodoméstico, un auto, etc.

Otra opción es buscar la ayuda de un experto que permita definir estrategias para cambiar de hábitos e incorporar conceptos de educación financiera en todos los miembros del hogar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (49)
No (6)