6 de agosto de 2020 00:00

Se pospone el pago de alrededor de USD 417 millones al Banco de Desarrollo de China

Richard Martínez, ministro de Finanzas dijo que Ecuador seguirá buscando aliviar el servicio de la deuda para continuar enfocándonos en la reactivación económica. Foto: archivo / EL COMERCIO

Richard Martínez, ministro de Finanzas dijo que Ecuador seguirá buscando aliviar el servicio de la deuda para continuar enfocándonos en la reactivación económica. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 24
Mónica Orozco
y Mayra Pacheco
Redactoras (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno consiguió un nuevo alivio en el pago de la deuda externa, al lograr posponer la cancelación de unos USD 417 millones a China.

Ese tramo corresponde a un préstamo contratado por Ecuador en abril del 2016, con el Banco de Desarrollo de China (CDB, por sus siglas en inglés). Ese crédito se hizo atado a la venta de crudo.

Los USD 417 millones debían cancelarse en lo que resta de este año y hasta junio del 2021, pero ahora se pagará desde el último trimestre del siguiente año, dividido en 11 cuotas mensuales de USD 37,9 millones. Es decir, el país logró un período de gracia para estos pagos de, al menos, 15 meses.

Con ello, Ecuador está haciendo lo que hacen actualmente los clientes del sistema financiero nacional, quienes al no tener la liquidez para pagar las cuotas de sus créditos piden diferir estos pagos por unos meses sin entrar en mora. Acuden al banco y refinancian su deuda para pagarla a un mayor plazo.

La operación para diferir los pagos del CDB no afectará al interés de la operación, que es de alrededor del 7,16%.

Precisamente, la deuda con el gigante asiático es la segunda más cara, luego de los bonos (papeles que entrega el Estado a inversionistas para obtener liquidez a cambio de pagar una tasa de interés).

China comenzó a adquirir importancia como prestamista de Ecuador desde el 2009, tras el ‘default’ declarado por el gobierno de Rafael Correa, que cerró las puertas del mercado internacional.

El acreedor chino exige atar las operaciones a la venta de petróleo o a la construcción de obras a cargo de empresas estatales chinas.

En el 2016, los compromisos con ese país, tomando en cuenta las preventas, alcanzaron un monto récord de USD 9 612 millones, es decir casi el 10% del Producto Interno Bruto (PIB).

Pero ese saldo con el país asiático se ha ido pagando y hasta junio pasado se ubicó en USD 5 428 millones; es decir, alrededor del 5% del PIB.

Las autoridades del Gobierno destacaron que la operación con China anunciada ayer, 5 de agosto, alivia el pago del servicio de la deuda bilateral que mantiene con gobiernos.

Antes del diferimiento, entre este año y el 2021, el país debía cancelar unos USD 1 700 millones por intereses y capital a esos acreedores, principalmente China.

El refinanciamiento alcanzado no contempla la venta de crudo adicional al país asiático y, más bien, se acordó entregar a un mayor plazo el crudo que ya estaba comprometido previamente en el contrato.

Con esto, el volumen de hidrocarburo que año a año debe entregar el país a China baja, y se libera para la exportación.

Esta no es la única operación que está en marcha. El Gobierno negocia dos nuevos préstamos con China.

Según ha anticipado Finanzas, USD 1 200 millones vendrían del banco chino ICBC y USD 1 200 millones, del CDB.

Parte de esos recursos serían de entrega inmediata, según un informe previo al que accedió este Diario.

Como parte de estas operaciones, se deberán prepagar alrededor de USD 400 millones de una línea de crédito adquirida anteriormente con ICBC.

Estas dos operaciones sí están atadas a una nueva venta de crudo a China.

“El volumen de la operación sería de aproximadamente 50 millones de barriles, que llegaría a los 70 millones de barriles considerando el volumen pendiente de entrega” de la operación con el ICBC, anota un informe de Petroecuador.

Aparte de este contrato, Ecuador tiene todavía vigentes siete convenios de preventa de crudo a largo plazo con las firmas Petrochina, Unipec y Petrotailandia. Con estas compañías se encuentran comprometidos en total alrededor de 300 millones de barriles de petróleo hasta el 2024.

Walter Spurrier, director de Análisis Semanal, expresó que estos recursos servirían para aliviar en parte las necesidades de financiamiento de Ecuador.

Pero dijo que se debe considerar que un porcentaje de los créditos será para precancelar un préstamo anterior.

Aun así, según Spurrier, esta operación permitiría diferir temporalmente parte de los vencimientos de los intereses de este año. El experto calcula que el alivio neto sería algo superior a los USD 1 400 millones con los dos bancos.

Las necesidades del país se incrementaron debido a la crisis sanitaria desatada por la pandemia del covid-19.

El Fisco necesita aún cubrir USD 4 000 millones de nuevo financiamiento este año.

Además de la deuda con China, en este semestre el Gobierno espera recibir recursos nuevos del Fondo Monetario Internacional (FMI), sin embargo, aún no se conocen el monto y el plazo del nuevo programa de apoyo de este multilateral.

El Gobierno espera firmar un nuevo acuerdo con ese organismo en este mes.

El editor de Análisis Semanal expresó que, pese a todos esos esfuerzos fiscales, Ecuador deberá realizar recortes presupuestarios en el gasto corriente.

En contexto


Ecuador tiene cinco préstamos (líneas) de financiamiento con el CDB, con un saldo de USD 2 328 millones. Además, el país mantiene saldos de créditos con los bancos chinos como el Exportación e Importación (ExImbank), el Banco de China.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (8)