Marchas causan cierre de vías hacia el Centro de Quito
Pachakutik y Conaie difieren sobre focalización de p…
Lula analiza candidatearse a elecciones presidencial…
Comisión aborda proyecto de Ley de Economía Violeta
Ecuador busca afianzar comercio con UE mediante feria
Presidente Lasso no acudirá a rendir su versión en A…
Vacaciones en Rusia para frenar la pandemia
Reino Unido analiza restricciones contra el covid-19…

La Constitución sí garantiza la libertad

Humberto Zambrano Zúñiga

El Diario EL COMERCIO publicó este domingo el reportaje especial Una buena Ley de Comunicación debe garantizar tu derecho a informarte libremente, a propósito de los tres proyectos que están siendo materia de debate público.

La publicación cita la Declaración de Chapultepec (1994) sobre la democracia y la libertad. Sostiene que: “En esto creemos: equilibrio, precisión, autocrítica, credibilidad, confiabilidad, honestidad, responsabilidad, servicio, apertura, veracidad, respeto, pluralismo, integridad, independencia, la verdad, libertad y valentía”.

17 valores, amén del ‘mea culpa’ resaltado en rojo, cuando hay errores de por medio, como toda obra humana. Bien por el reportaje, pero los 17 valores están recogidos en la Constitución de Montecristi. Ergo, no hay nada que temer, pues la libertad, definitivamente, no está en riesgo.

La Ley de Comunicación deberá guardar armonía con la Carta Magna que en sus artículos 16 al 20 trata sobre el derecho a la comunicación e información, así como expresamente dispone que el Estado garantizará la cláusula de conciencia, el secreto profesional y la reserva de la fuente.

El art. 66 es atinente a los derechos de libertad, y en su numeral 7 reconoce y garantiza el derecho de toda persona agraviada por informaciones sin pruebas o inexactas, emitidas por medios de comunicación social, a la correspondiente rectificación, réplica o respuesta, en forma inmediata, obligatoria y gratuita, en el mismo espacio u horario.

Finalmente, recordemos este mandato claro y firme (art. 84): “En ningún caso, la reforma de la Constitución, las leyes, otras normas jurídicas ni los actos del poder público atentarán contra los derechos que reconoce la Constitución”.

Suplementos digitales