28 de agosto de 2018 20:13

Dos cartas de despedida dejó un padre que se suicidó

Durante la emergencia en el puente sobre el río Rircay, en la vía Cuenca-Girón-Pasaje. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Durante la emergencia en el puente sobre el río Rircay, en la vía Cuenca-Girón-Pasaje. Fotos: Lineida Castillo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 43
Triste 63
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 4
Redacción Cuenca
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Dos cartas fueron encontradas durante las investigaciones que realiza la Fiscalía de Azuay en el caso del padre e hija hallados sin vida en el río Rircay, en la vía Cuenca-Girón-Pasaje.

En las cartas, Juan, un padre de 27 años, pide disculpas a sus progenitores y a su pareja por lo que iba a hacer.

De acuerdo con información de testigos, él empujó a su hija Daniela, de cinco años, desde el puente de Rircay, ubicado en el kilómetro 51 de la vía Cuenca-Girón-Pasaje, que une las provincias de Azuay con El Oro.

Posteriormente, el joven se lanzó. Este hecho ocurrió cerca de las 11:00 del lunes pasado.

Según el fiscal del cantón azuayo de Girón, Paúl Serrano, el fallecido caminaba de un lado a otro del puente para después lanzar a la niña a una profundidad de cerca de 70 metros y, posteriormente terminar con su vida.

Durante la emergencia en el puente sobre el río Rircay, en la vía Cuenca-Girón-Pasaje. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO


Por ello, dijo, que la Fiscalía maneja la hipótesis de un asesinato y suicidio. “De acuerdo con las averiguaciones que se realiza la Fiscalía en conjunto con la Policía desde ayer (lunes pasado) se conoce que existen dos cartas exculpatorias que habría dejado el fallecido”.

En la primera se dirige a sus padres y hermanos pidiendo disculpas. La otra, en cambio, es para su conviviente y allí se despide y señala que “se iba hasta el final con su hija”. Esas cartas estaban en la habitación que compartía con su pareja en la casa de sus progenitores, en Cuenca.

El fallecido era cuencano, mientras que su única hija nació en el cantón azuayo de Santa Isabel, al igual que su progenitora.

El fiscal Serrano anticipó que se presume que Juan pasaba por un cuadro de ansiedad desde hace varios años, pero desconoce si estaba en tratamiento o tomaba medicamentos. Los familiares aún no han proporcionado mayores detalles. “Nada por el momento nos indica que él estaba en estado etílico o bajo los efectos de alguna sustancia”.

Los cuerpos fueron encontrados sobre las rocas, que están en las márgenes del río Rircay. La emergencia fue atendida por ocho bomberos y personal del Ministerio de Salud de Pública, quienes descendieron al sitio mediante cuerdas. Cuando llegaron los socorristas confirmaron que ambos no tenían signos vitales.

A pocos metros del puente de Rircay se encontró un vehículo Chevrolet Aveo, color plomo, de placas AGG-479, con las llaves. El automotor estaba a un costado de la carretera junto a la Gruta de la Virgen. Al parecer. Se presume que era conducido por el fallecido porque en su interior la Policía encontró los documentos de identificación del padre y su hija.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (90)
No (23)