18 de enero de 2019 00:00

Trasladados a cárcel de Latacunga detenidos por violación grupal en Quito

Foto: Pixabay

Imagen referencial. El domingo 13 de enero del 2019, Martha fue hallada desnuda, sedada, mojada en el baño de un bar, tras una violación grupal. Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 312
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 85
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

¡Por favor, llévenme a mi casa, sáquenme de aquí! Estas fueron las palabras que Martha dijo a sus amigas después de ser víctima de una violación grupal en Quito. El domingo 13 de enero del 2019, cerca de las 16:40, la mujer fue hallada desnuda, sedada, mojada en el baño, atacada por tres hombres. Ahora, estos detalles reposan en la Fiscalía y en la Policía, cuyos agentes indagan el caso.

El hecho ocurrió en un bar-restaurante ubicado en la avenida De los Shyris y Tomás de Berlanga, sector de la Jipijapa (norte de Quito). Según Fabrizzio Mena, abogado de la joven, ahora este lugar está clausurado.
Una moradora del sector aseguró ayer jueves (17 de enero del 2019) a este Diario que durante toda la semana el restaurante no abrió sus puertas.

El abogado de Martha (nombre protegido) dice que su defendida acudió a este local para celebrar la fiesta de cumpleaños de uno de los supuestos agresores, quien era su amigo hace dos años.

A este evento también asistieron dos amigas más y el dueño del local. Según las primeras investigaciones, ellos decidieron ir a comprar bocaditos e ingredientes para preparar la merienda y tardaron 40 minutos en regresar.

El abogado indica que Martha se quedó sola con los tres sospechosos, porque los domingos y lunes este lugar no está abierto al público.

Finalmente volvieron e intentaron ingresar, pero la puerta estaba trabada. Los investigadores dicen que cuando los chicos entraron vieron a uno de los hombres con el torso desnudo y con el cierre del pantalón desabrochado.


La víctima -señalan agentes- tenía signos de agresión en su cuerpo, moretones en sus senos, piernas y en sus partes íntimas había sangre.

Alrededor de Martha había objetos también con rastros de sangre, como los tacos de billar, botellas de licor, vasos de cristal, una mesa y ropa de los sospechosos. Según las investigaciones, uno por uno habrían abusado de la joven y además habrían introducido esos objetos en sus partes íntimas.

Los policías señalan que al ver esta escena, el dueño del restaurante llamó a los agentes. Mientras eso ocurría, las amigas se acercaron a Martha para tratar de ayudarla. Al ver su estado empezaron a recriminar a los supuestos agresores, quienes empezaron a culparse unos a otros.

Según los investigadores, en este local de Quito se produjo el ataque sexual. Foto: EL COMERCIO

Según los investigadores, en este local de Quito se produjo el ataque sexual. Foto: EL COMERCIO


Los uniformados llegaron en seis patrulleros. Al revisar a los sospechosos encontraron en el pantalón de uno de ellos la ropa interior de Martha manchada con sangre. También decomisaron sus celulares y en uno de los aparatos había fotos y videos que registraban la agresión sexual.

Los tres hombres fueron detenidos y llevados a la Unidad de Flagrancia en Quito. Allí fueron procesados por el delito de violación y les dictaron prisión preventiva. En el Código Integral Penal (art. 171) este delito es penado con cárcel de 19 a 22 años. A las dos amigas y al dueño del restaurante no los arrestaron, pero deberán comparecer como testigos.

Tras la audiencia de formulación de cargos, los tres fueron recluidos en el Centro de Detención Provisional de Quito. Sin embargo, ayer (17 de enero) a las 17:00 fueron trasladados a la cárcel de máxima seguridad de Latacunga. Este hecho fue confirmado por Ricardo Camacho, subsecretario de Rehabilitación Social.

Además, él expresó su solidaridad con la víctima y su familia. “Como autoridades, lamentamos profundamente lo sucedido con Martha, aspiramos a que se haga justicia y que se cumpla el debido proceso”.

Actualmente, este caso reposa en la Fiscalía. Los investigadores creen que antes de ser agredida, a la víctima le dieron licor con escopolamina.

Hoy está previsto que le realicen una prueba toxicológica para determinar si se utilizó alguna droga para someterla.

Ella fue trasladada de urgencia a una casa de salud. Allí, un médico halló cinco desgarros en sus zonas íntimas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (168)
No (12)