1 de September de 2009 00:00

Cambio radical al modelo de desarrollo aplicado en Guayas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

El 90% del eje vial de primer orden de Guayas está concesionado. Esa característica marca el modelo de gestión que Nicolás Lapentti (PSC) impulsó durante los 16 años que administró la provincia más poblada del país.

Ahora, la Constitución de Montecristi y el proyecto de Código de Ordenamiento Territorial plantean un nuevo modelo donde  el Gobierno asume el control de las políticas públicas del marco jurídico y territorial del Estado. En este modelo no caben las concesiones privadas que caracterizaron a la gestión socialcristiana.

De esa manera, al nuevo prefecto Jimmy Jairala (UNO) le tocará ajustarse al modelo del Gobierno, aunque lo considere centralista. Lo confirma el asesor jurídico de la Prefectura y ex diputado socialcristiano, Xavier Sandoval. “El modelo a desarrollarse será el que diseñe el Gobierno Central”.

Lautaro Ojeda, analista en temas de desarrollo local, acota que el modelo de privatización tomó fuerza en 1992 y Lapentti inició su trabajo bajo ese esquema.

Francisco Asán, alcalde de Milagro, opina que fue muy poca la obra que se hizo en función del presupuesto y la importancia poblacional en esos 16 años. Incluso Jairala considera que el eje vial de primer orden que tiene Guayas no se extiende a las vías secundarias.

Con los últimos cambios constitucionales, la transferencia de las actividades estará a cargo del Consejo Nacional de Competencias y serán progresivas previo cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo.

Ese es un tema al que Jairala dice oponerse porque piensa que se resta institucionalidad a los consejos provinciales. Él prefiere un modelo sin extremos: donde haya contribución de lo privado sin que el Estado pierda el control.

Ese esquema caracterizado por la poca fiscalización del Gobierno ocasionó la división de la Península de Santa Elena de Guayas en noviembre de 2007. Fueron las quejas de los peninsulares, por la falta de equidad en la distribución del presupuesto y el intento de incrementos en el peaje Guayaquil-Salinas, lo que los motivó a independizarse de Guayas.

Desde su oficina, donde está retratado Simón Bolívar, el ex presentador de noticias y diputado roldosista, no niega sentirse preocupado por el “déficit” de cerca de USD 20 millones en el presupuesto anual que encontró en la Prefectura. “Lapentti me dejó en aprietos” dijo. 

Eso lo lleva a planificar una reunión con el presidente Correa. y plantearle las necesidades de la provincia ante el próximo invierno por  USD 230 millones. 
Jairala anuncia también un proceso de fiscalización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)