29 de junio de 2019 00:00

En el buque hospital estadounidense se atenderá a 5 000 pacientes

Los pacientes fueron atendidos en los consultorios de Autoridad Portuaria, una de las dos zonas habilitadas.

Los pacientes fueron atendidos en los consultorios de Autoridad Portuaria, una de las dos zonas habilitadas. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Bolívar Velasco
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los médicos de la misión estadounidense que atendieron el pasado viernes 28 de junio de 2019 en Manta le tomaron un primer pulso a los males que padece su población. Desde temprano, cientos de personas accedieron a las áreas habilitadas como consultorios, dentro de las instalaciones de la Autoridad Portuaria.

También ingresaron poco a poco los pacientes que serán intervenidos con cirugías en el buque hospital USNS Comfort de la Armada de Estados Unidos. Este arribó el martes con los 320 especialistas.

En el muelle del puerto comercial hubo un gran movimiento. En las carpas instaladas en los exteriores de la Autoridad Portuaria, la mayoría de pacientes esperaba ser atendida por sus enfermedades en las vías respiratorias y dolencias estomacales.

Los habitantes de Manta son muy propensos a la rinofaringitis aguda, amigdalitis, parasitosis intestinal, diarrea y gastroenteritis, según datos proporcionados a este Diario por el Ministerio de Salud.

En el 2018, los 20 centros médicos en este cantón atendieron a 431 430 personas con esos problemas. En total, 11 patologías se atendieron en esos centros. Por esa razón, los 320 galenos del buque hospital prevén tener una mayor demanda en medicina preventiva.

Este es uno de los seis servicios que la misión atenderá hasta el 3 de julio. Unas 5 000 personas se beneficiarán de la atención y medicamentos luego de los chequeos en medicina preventiva, pediatría, odontología, optometría, fisioterapia y dermatología. También se realizarán 80 intervenciones quirúrgicas dentro de la nave que cuenta con quirófanos, máquinas de rayos X, tomógrafos axiales computarizados, unidades dentales, laboratorios de optometría y un área de angiografía.

De acuerdo con los casos de enfermedades de los pacientes de tres hospitales de segundo nivel de atención de Manta se seleccionaron a los pacientes que necesitan una operación.

Por ejemplo, en el hospital Rafael Rodríguez Zambrano, uno de los afectados en el sismo, se atendieron el año pasado pacientes con hipertensión, trastornos visuales, hernias inguinal y umbilical y cálculos de vesícula. El Ministerio de Salud elaboró un listado de los pacientes que requieren de una operación y envió a los especialistas estadounidense.

En una pantalla grande dentro del barco se exhibieron los nombres de los primeros pacientes de cirugías. Entre las 07:54 y 09:45 se realizaron las valoraciones a personas con problemas de hernia umbilical y cataratas.

El buque cuenta con equipos para cirugías.

El buque cuenta con equipos para cirugías. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO


Andrés Zambrano es pescador. Padece un problema gastrointestinal que le impide ir al mar. Ayer fue uno de los primeros en ser atendido en el consultorio de Autoridad Portuaria. Luego de 20 minutos de la consulta debió esperar en otra carpa externa donde los pacientes aguardan para un seguimiento.

Las atenciones de esta misión también se realizan en el complejo deportivo Tohalli.

Esta nueva atención médica del buque (en marzo fue en Esmeraldas) es parte de la cooperación del Gobierno estadounidense con su par de Ecuador.
El flamante embajador de Estados Unidos, Michael Fitzpatrick, aseguró durante la inauguración de la misión que este es el resultado del fortalecimiento de las relaciones que buscan establecer una democracia próspera y segura.

El vicepresidente Otto Shonnenholzner reconoció que existe deficiencia en la red de salud pública de Manta, ya que fue afectada hace tres años por el terremoto.

El capitán de corbeta, Gustavo Lores, a cargo de la misión de médicos, informó que más allá del número de atenciones se dará un servicio de calidad. Para Lores no es nuevo el contacto con pobladores ecuatorianos que viven de la pesca.

Vivió hasta los cinco años en Posorja donde su padre se dedicaba al comercio de los productos del mar a nivel empresarial. Actualmente este ciudadano nacido en Perú lleva 10 años en las filas de la Armada de Estados Unidos.

En esta misión colaboran 80 médicos ecuatorianos, quienes sirven de interlocutores de la información de los pacientes, previamente seleccionados. Los médicos retomarán sus labores a las 07:00 de hoy.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)