29 de enero de 2021 13:56

En medio de la emergencia sanitaria del covid-19, tres personas despostaron un borrego en un parque del sur de Quito

En el parque del barrio Las Cuadras, en el sur de Quito, tres personas despostaron un borrego junto a los juegos infantiles. Ocurrió el 24 de enero del 2021. Foto: cortesía

En el parque del barrio Las Cuadras, en el sur de Quito, tres personas despostaron un borrego junto a los juegos infantiles. Ocurrió el 24 de enero del 2021. Foto: cortesía de Armando Lara

valore
Descrición
Indignado 35
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 2

Diego Bravo

Un hecho inusual ocurrió a las 07:30 del domingo 24 de enero del 2021 en el parque del barrio Las Cuadras que pertenece a la parroquia de Chillogallo, en el sur de Quito. A esa hora, tres personas despostaron un borrego en un parque en donde hay juegos infantiles, canchas deportivas y aparatos para hacer ejercicio.

Dos hombres y una mujer colgaron al animal en la escalera china. Primero le sacaron el pelaje y luego le cortaron el estómago y las extremidades. Eso indignó a los moradores porque la ciudad se encuentra en emergencia sanitaria por el covid-19 y se deben respetar las normas de higiene. “Los vecinos me contaron lo que ocurrió y estamos en alerta. No permitiremos que vuelvan a hacer algo parecido otra vez”, dijo un morador que pidió la reserva.

A los vecinos también les sorprendió que quienes despostaron el animal incluso llevaron una mesa pequeña de madera, cuchillos, trapos y agua para limpiar la sangre. Una señora se aterrorizó al ver lo que pasó. “Nadie denuncia este tipo de cosas por temor”.

Un morador escuchó un sonido extraño en el parque y al salir de su casa se encontró con el animal colgado. “Nunca en mi vida he visto que hagan algo así”.

Eso ocurrió pese a que Chillogallo es una de las parroquias urbanas con mayor número de contagios de coronavirus en la capital. Según datos del COE provincial, hasta el 27 de enero del 2021 se reportaron 6 815 casos de vovid-19.

Otro problema del barrio Las Cuadras es que no se ha dado mantenimiento en el parque. Nadie ha cortado el césped y los juegos infantiles se han deteriorado con el pasar del tiempo. Asimismo, los moradores acotaron que los robos y asaltos se dan a cualquier hora del día.

Pidieron que se arregle el callejón que conecta a la avenida Mariscal Sucre con la calle Dionisio Mejía. También que se controlen las ventas informales que se ubican en las aceras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (14)