11 de agosto de 2020 00:00

Bono escolar se debe pagar hasta el sábado 15 de agosto del 2020

El Banco Central del Ecuador anunció que el pasado 20 de abril del 2020 recuperó las 240 000 onzas troy de oro (7,46 toneladas) usadas como respaldo para acceder a una línea de facilidad de liquidez temporal. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Según el Banco Central del Ecuador las pérdidas del sector privado en el país son altas en relación al año pasado. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 8
Mayra Pacheco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El pago del decimocuarto sueldo, o bono escolar, que se debe realizar hasta este 15 de agosto a los trabajadores en la Sierra y Amazonía, resultará complicado para ciertos sectores productivos, que se han visto afectados por la crisis provocada por el covid-19.

Los trabajadores que decidieron acumular este beneficio deben recibir un salario básico unificado, que actualmente es de USD 400, y quienes solicitaron el pago mensual, de USD 33,33. La entrega de estos valores, en ambos casos, es obligatoria, según el artículo 113 del Código de Trabajo.

Gabriel Recalde, director del Observatorio de la Política Laboral, señaló que pese a las dificultades económicas la norma establece que el pago de este salario básico extra es obligatorio y se debe hacer de manera acumulada o mensualizada, según haya expresado el colaborador.

El 15 de julio pasado el Ministerio de Trabajo, además, emitió el Acuerdo 133 que regula la Ley Humanitaria. El Art. 5 de esa norma señala: “Los beneficios como remuneraciones adicionales, vacaciones, fondos de reserva o utilidades se pagarán sobre las horas establecidas en la reducción ‘emergente’ de la jornada”.

Los empleadores que incumplan afrontarán sanciones, que van entre tres y 20 salarios básicos, recordó el abogado laboralista Iván Nolivos.

Según la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), las limitaciones que se aplicaron para el desarrollo de ciertas actividades entre marzo y mayo pasados, sumadas a la reducción en las ventas a consecuencia de la pandemia han provocado iliquidez en las empresas.

La pérdida neta en el sector privado, entre marzo y mayo de este año, fue de USD 5 248,51 millones, frente al mismo periodo del 2019, según el Banco Central del Ecuador (BCE).

Entre los sectores más afectados están comercio, transporte y turismo. Esto ha complicado, en ciertos casos, la generación de provisiones para pagar el bono.

Es la situación de Inducalsa, donde laboran 200 personas. Ahí se analiza la viabilidad de cancelar el decimocuarto íntegro a 60% de los trabajadores. Para el resto se evalúa cruzar este monto con el pago hecho en los meses que no laboraron por la pandemia, dijo Christian Orbe, gerente de esta firma.

En Textiles y Servicios se analiza cancelar este sueldo extra en partes a sus 45 colaboradores, siempre y cuando esto no genere sanciones, señaló Carlos Ribadeneira, propietario de esta empresa. “Lo que ha sucedido este año es grave. Las empresas no hemos podido hacer las reservas”.

Recalde insistió en que facilidades de ese tipo no son viables, porque requerirían de unareforma al Código del Trabajo.

Cristóbal Buendía, procurador de la Federación de Trabajadores Públicos y Privados, dijo que la Ley no fija la posibilidad de cancelar por cuotas este bono, “pero entendemos la situación y la única opción es que el Ministerio de Trabajo regule alguna eventual facilidad del pago, de 45 a 60 días, para las firmas en dificultades”.

Pero el gremio rechazó que las firmas pretendan devengar del décimo los días no trabajados. “Sería vulnerar derechos. Los décimos no son sujetos de descuentos, según la Ley”.

Para evitar posibles multas, Patricio Alarcón, presidente de la CCQ, dijo que se harán acercamientos con el Ministerio de Trabajo para exponer la situación del sector privado.

Vanessa Velásquez
, abogada laboral, señala que el Ministerio de Trabajo se debería pronunciar sobre cómo proceder con este pago, tomando en cuenta, además, que algunas empresas se han acogido a la reducción de la jornada laboral y del salario, por la crisis generada por el covid-19.

Diego Vivero, vocero de la Agremiación de Restaurantes de Pichincha, mencionó que no se cuenta con los suficientes recursos para afrontar este pago. En este sector, la capacidad operativa bajó al 30% o 40%, entre marzo y agosto.

Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador, cree que se deben buscar acuerdos, porque las ventas del sector han caído en un 70% en este primer semestre, frente al mismo período del año pasado.
Esta realidad no es ajena para el sector hotelero, en el que la ocupación ha bajado al 8% en esta emergencia, cuando usualmente operaban al 60%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (7)