15 de agosto de 2018 00:00

Ambato consolida una nueva zona industrial

El Parque Empresarial e Industrial Santa Rosa se desarrolla en el sur de Ambato y cuenta con los servicios de agua potable, alcantarillado y energía eléctrica para las empresas. Foto: Raúl Díaz para  EL COMERCIO

El Parque Empresarial e Industrial Santa Rosa se desarrolla en el sur de Ambato y cuenta con los servicios de agua potable, alcantarillado y energía eléctrica para las empresas. Foto: Raúl Díaz para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Modesto Moreta. Coordinador  mmoreta@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las calles amplias y las infraestructuras de concreto ganan espacio en la nueva zona industrial de Ambato, en el sur de la ciudad tungurahuense.

Desde la vía Ambato-Guaranda se observan torres y galpones en la parroquia Santa Rosa. Son parte del segundo Parque Empresarial e Industrial, que se desarrolla en 19,7 hectáreas de terreno.

Con este lugar, más otra área productiva de 11 hectáreas de la Cámara de Calzado de Tungurahua (Caltu), se busca cubrir el déficit de suelo industrial en la ciudad y atraer nuevas inversiones de las empresas de calzado, textil, cuero y más productos.

La necesidad se dio luego que se saturara el espacio en las 65 hectáreas que tiene la Corporación de Empresas del Parque Industrial Ambato (Cepia), ubicado en el ingreso norte de la ciudad. En sus 250 lotes están instaladas más de 100 empresas en textiles, alimentos, tecnología, plásticos, autopartes, entre otras.

Ambato consolida una nueva zona industrial

El proyecto de inversión privada empezó a construirse en el 2014, una vez que el Concejo Cantonal aprobara el estudio de factibilidad.

Marcelo Naranjo, promotor de la empresa Venus Inmobiliaria del Grupo Cuesta y dueño del proyecto, explica que el Parque Industrial Santa Rosa cuenta con el 100% de la infraestructura. En el momento, 21 de los 49 lotes, de 2 000 metros cuadrados cada uno, han sido comercializados.

Dice que el grupo invirtió USD 8 millones en la dotación sanitaria y vial para el proyecto. “En el nuevo parque pueden instalarse industrias de mediano impacto ambiental. Este sitio cuenta con todos los servicios básicos, redes eléctricas, amplias vías de acceso y 37 857 m² de áreas verdes”.

Según Naranjo, la empresa privada decidió invertir en una nueva zona, debido a la falta de espacio industrial en Ambato. “La actual área es una alternativa para el desarrollo de la ciudad. Además, es generadora de mano de obra”.

Hace un año, la empresa Prodepla -dedicada a la producción de suelas en PVC- construyó su planta industrial.

La firma está en el mercado desde hace siete años. “El espacio y las avenidas amplias que conectan en forma rápida con las vías para Quito, Guayaquil, Guaranda y Riobamba, para transportar nuestros productos, abarataron costos y tiempo”, cuenta la gerenta Carmen Sol Sevilla.

Para el presidente de la Comisión de Planificación del Concejo Cantonal, Carlos Rivera, esta nueva área industrial fue aprobada luego de varias inspecciones y el diálogo con los habitantes de Santa Rosa. Con el informe favorable comenzó su edificación. “Eso ayudó a consolidar esta nueva zona para la instalación de empresas como una alternativa e impulso a la productividad”.

Los ejecutivos de la fábrica de Textiles Texpaz, que elabora prendas de vestir, resolvieron instalarse en este espacio, porque está ubicado en un sitio estratégico de la urbe.

El gerente, Ricardo Pazmiño, asegura que se mudaron desde la parroquia Pinllo a esa nueva infraestructura porque hay todos los servicios y comodidades, como las vías amplias para la entrada y salida de vehículos de gran tonelaje.

El nacimiento de esta zona industrial también benefició a más de 4 500 familias que viven en Santa Rosa, porque ahora disponen de servicio de alcantarillado y red de agua potable. Además, se ha generado empleo para los habitantes de la parroquia.

Patricio Villacís, presidente de la Junta Parroquial, asegura que es positivo este nuevo polo de desarrollo para la parroquia, porque hay personas que encontraron empleo, aunque no precisó el número de personas que laboran actualmente.

En el 2015, los fabricantes de calzado adquirieron 11 hectáreas de suelo en el sector de Puerto Arturo, con una inversión de USD 1 millón. El proyecto es construir la Ciudad del Calzado, donde se ubicarán 23 empresas.

Lilia Villavicencio, presidente Caltu, cuenta que la construcción de este complejo costará USD 10 millones, que conseguirán a través de un crédito con la banca. “Los planos están en aprobación y esperamos que en diciembre se inicie la construcción de este proyecto industrial”.

La Ciudad del Calzado contará con vías amplias, pasarelas para desfiles de moda y será un lugar turístico y de compras para la región y el país. Además, los visitantes podrán recorrer cada una de las 23 empresas que se instalarán, para conocer cómo son los procesos de producción.

 En contexto

El sector empresarial de Tungurahua está en constante crecimiento, por lo que más industrias buscan reubicarse en nuevas áreas para desarrollar las inversiones. Santiago Vargas, presidente de la Cámara de Industrias, comenta que en los últimos cinco años se han creado nuevas empresas en varias ramas, como la textil y la del cuero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (1)