11 de August de 2009 00:00

80 pacientes con malformaciones son operados

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Manta

Los cuatro quirófanos de la clínica Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), de Manta, se encuentran al tope de su capacidad normal desde ayer.

El movimiento inusual se debe a la visita de 34 especialistas, entre cirujanos y ayudantes que forman parte de la fundación Community Cares For Kids.

Los profesionales iniciaron el trabajo. Planean desarrollar un total de 80 cirugías en tiempo récord: cuatro días, desde ayer al viernes 14 de este mes. 

Un grupo de médicos del Ala de Combate 23 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana y personal de la Base Naval de Jaramijó lograron su objetivo. Después de realizar varios contactos telefónicos y de enviar algunos correos electrónicos lograron que los cirujanos de Estados Unidos aceptaran su petición. Volaron a Manta con su plan de ayuda social.

Desde hace cinco años, los integrantes de la fundación empezaron a desarrollar las operaciones gratuitas. Pero únicamente lo habían hecho en Quito y Guayaquil. Esto lo explicó Mauricio Puente, director de la Clínica Fuerza Aérea Ecuatoriana de Manta.

Más de 150 pacientes procedentes de Manabí, Guayas, Santa Elena y Pichincha llegaron a las instalaciones del centro médico el pasado sábado. Todos tenían la esperanza de ser atendidos.

En el lugar, los asistentes fueron evaluados por los especialistas. Sin embargo, solo 80 fueron escogidos para las cirugías.

Una de las beneficiarias fue Estefanía Ortiz. Llegó desde la capital acompañada de sus padres y un hermano. Fue acogida por los profesionales y tuvo suerte.

“Llegamos gracias a la mano milagrosa del doctor Francis Collini, mentalizador de la fundación Community Cares for Kids”.

El comentario lo hizo Julio Ortiz, padre de Estefanía. El médico la intervino cuando tenía 3 meses de edad, según recuerda.

“Por eso confiamos en su capacidad y hacemos lo imposible para que mi hija tenga la mejor atención”, reseñó un optimista Julio.

Pero hubo más pacientes, con otras historias. Desde el balneario de San Clemente del cantón Sucre (norte de Manabí) arribaron Wilmer Carranza con su hijo Patricio y Yadira Macías con su primogénito Ángel Muñoz.

El pequeño Patricio necesita una operación en la oreja izquierda y Ángel,  una corrección para mejorar  su labio leporino.

“Le rezamos a la Virgen de Monserrat para que nos ayude.  Primero necesitamos que nos acepten y luego que la operación salga bien”, decía con lágrimas de alegría la menuda Yadira, mientras cambiaba de ropa a pequeño.

Por su lado, el médico Collini manifestó que la cruzada para corregir malformaciones solo se realiza en Ecuador.

“Es un trabajo que lleva más de cinco años de ejecución, ahora finalmente estamos en Manabí. En cinco días ingresamos a los quirófanos a varios pacientes. Las cirugías demoran alrededor de dos y tres horas, todo depende del grado de dificultad de la malformación que se vaya a  corregir”.

Según datos de los organizadores locales, el 60% de los pacientes favorecidos es de menores de edad, el resto es de  jóvenes y adultos mayores. Todos debían pasar por el examen previo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)