El Foro Económico Mundial estableció un Índice de Competitividad de Viajes y Turismo analizando 136 economías que representan el 98% del PIB mundial. Foto: elsemanario.com

El Foro Económico Mundial estableció un Índice de Competitividad de Viajes y Turismo analizando 136 economías que representan el 98% del PIB mundial. Foto: elsemanario.com

Ecuador se ubica en el puesto 57 del mundo, según el Índice de Competitividad de Viajes y Turismo

Redacción Viajar y Agencias (I)

El Índice de Competitividad de Viajes y Turismo del Foro Económico Mundial 2017 reveló que México se mantiene como el principal destino turístico en América Latina, con un avance de ocho posiciones con respecto al último informe.

América es considerada como una de las macrorregiones más "amigables para el turismo internacional", detrás de Asia-Pacífico. La industria turística contribuyó con USD 7 600 millones a la economía mundial en 2016 y generó 292 millones de puesto de trabajo, es decir, uno de cada 10 empleos en el planeta, según la última edición del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Entre 2013 y 2015, el número de llegadas internacionales aumentó de 170 a 201 millones de personas, 90 millones de los cuales llegaron hacia América Latina y el Caribe.

En el caso de Norteamérica, el WEF recomienda una mejora de la competitividad de precios, la sostenibilidad medioambiental y las infraestructuras para que el sector turístico siga creciendo.

En Centroamérica y Sudamérica, por el contrario, solicitan hacer un esfuerzo por aumentar la seguridad, así como crear ambientes propicios que faciliten el desarrollo de negocios e infraestructuras que potencien la conectividad.

El estudio del WEF se concentró en 136 economías que representan el 98% del PIB mundial. La lista está encabezada por España (1 en el ránking mundial de la WEF), Francia (2), Alemania (3), Japón (4), Reino Unido (5), Estados Unidos (6), Australia (7), Italia (8), Canadá (9) y Suiza (10). 18 países de América Latina están en este ránking y ocho de ellos, se cuelan entre las 60 más competitivas a nivel global.

Los principales destinos turísticos a nivel latinoamericano son: México (22 en el ránking mundial de la WEF), Brasil (27), Panamá (35), Costa Rica (38) y Chile (48). Perú (51) es el segundo mejor en Sudamérica, detrás de Brasil y por delante de Ecuador (57), Colombia (62), Uruguay (77) y Bolivia (99).

En el 2016, al Ecuador llegaron 1,4 millones de turistas extranjeros, según información que compiló la Coordinación General de Estadísticas e Investigación del Ministerio de Turismo. En las proyecciones del Ministerio de Comercio Exterior, menciona que entre el 2007 y 2015 el país ha tenido un incremento acumulado del 65% en llegadas de visitantes. El turismo en Ecuador aportó con el 2% del Producto Interno Bruto (PIB) a la economía nacional, de forma directa.

Turismo comunitario en la comunidad indígena de San Clemente, en Ibarra. Foto: Washington Benalcázar / EL COMERCIO

Turismo comunitario en la comunidad indígena de San Clemente, en Ibarra. Foto: Washington Benalcázar / EL COMERCIO

"El turismo es un gran generador de empleo y es el gran motor de la economía", dijo Enrique de la Madrid, secretario de Turismo de México, durante la presentación del informe en Buenos Aires. El turismo para los mexicanos, representa el 8,6% del PIB.

El WEF recomendó al gobierno mexicano que debe concentrarse en mejorar la sostenibilidad ambiental, el ambiente de negocios, además de la seguridad y protección para los turistas.

Argentina cierra el listado de los 50 países más competitivos del mundo a nivel turístico y para seguir escalando posiciones, su gobierno anunció un ambicioso plan estratégico que tiene como objetivo la creación de 300 000 nuevos puestos de trabajo hasta 2019.

Los argentinos buscan, además, promover el crecimiento del turismo interno, aumentar la inversión, mejorar la competitividad y sustentabilidad del sector, según Gustavo Santos, ministro de Turismo de Argentina.

Para lograrlo, el gobierno que preside Mauricio Macri ha permitido la entrada en el sector turístico de las aerolíneas de bajo costo o ‘low cost’, como American Jet, Andes, Alas del Sur o Fly Bondi. Según las previsiones del ejecutivo argentino, con estas acciones se prevé aumentar hasta en un 50% la llegada de pasajeros y generarán 25 000 nuevos puestos de trabajo.