Según Condé Nast Traveler, convivir con una tribu indígena es un experiencia recomendada para este año. Foto: EL COMERCIO

Según la revista internacional Condé Nast Traveler, convivir con una tribu indígena es un experiencia recomendada para este año. Foto: EL COMERCIO

Condé Nast Traveler incluyó dos actividades ecuatorianas entre las experiencias a realizar en el 2017

Redacción Viajar (I)

Actividades turísticas de Nanegalito y la Amazonía fueron incluidas en la lista de las 11 experiencias viajeras que se pueden realizar en el 2017, según el portal de la revista internacional Condé Nast Traveler.

La primera de ellas es la bicicleta aérea, una actividad que ofrece Mashpi Lodge, al noroccidente del Distrito Metropolitano. En el lugar, el visitante puede disfrutar de un ambiente único y natural gracias a la ubicación estratégica del hotel.

El sitio está rodeado de bosques nublados y pequeñas montañas circundadas a su alrededor por especies de plantas, helecho, bromelias y numerosas variedades de orquídeas, varias de ellas recientemente descubiertas, según la página web del Lodge.

Por ello, al participar de la bicicleta aérea, el turista podrá deleitarse de un vista panorámica de la copas de los árboles y demás elementos naturales del sector. “Desde que abrió su 'Sky Bike', todavía lo amamos más: no pierdas la oportunidad de pedalear en esta curiosa tirolina que recorre uno de las selvas con mayor biodiversidad del planeta”, agrega el portal.

Pedalerar sobre la 'Sky bike', es uno de los atractivos de Mashpi Lodge, ubicado en el Noroccidente del Distrito Metropolitano. Foto: bostonglobe.com

Pedalerar sobre la 'Sky bike', es uno de los atractivos de Mashpi Lodge, ubicado en el Noroccidente del Distrito Metropolitano. Foto: bostonglobe.com

Otro de las actividades mencionadas hace referencia a los huaorani. Según Condé Nast Traveler, convivir con una tribu indígena es un experiencia recomendada para este año. Sobre el pueblo que habita el oriente ecuatoriano, se destacan el vínculo con la naturaleza, la vida tradicional y su espiritualidad.

Los visitantes pueden hospedarse en chozas de la comunidad y aprender las costumbres de los nativos. A su vez, los propios huaos son los encargados de hacer las veces de guías para que los turistas pueden conocer mejor la exuberante selva circundante y la forma de vida del pueblo. Los asentamiento importantes de los huaorani se encuentran en Orellana, Pastaza y Napo.

El listado también menciona experiencias como descubrir Ladakh (el pequeño Tíbet), perderse en la Patagonia, cruzar los Andes en 4x4 por la ruta que separa Chile con Argentina, recorrer el archipiélago mozambiqueño en kayak, recorrer Marrakeck a bordo de un sidecar, buscar cocodrilos en una lancha aerodeslizadora en el norte de Australia, almorzar en un cenote en México, aterrizar en el cráter de White Island en Nueva Zelanda y enrolarse en un safari a pie.