5 de enero de 2018 00:00

El youtuber Logan Paul se disculpó, pero Japón no olvida

Logan Paul se encuentra en Japón desde hace un par de semanas grabando material para su canal.

Logan Paul se encuentra en Japón desde hace un par de semanas grabando material para su canal. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 5
Contento 5
Redacción Tendencias
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

YouTube lo censuró. Él mismo se censuró. Sin embargo, el video viral ‘Bosque Suicida Japonés’, creado por el youtuber Logan Paul, se mantiene como uno de los más vistos del momento en redes sociales.

El video tenía un propósito claro: realizar un recorrido por el bosque de Aokigahara. Este sitio, según lo reporta la agencia AFP, se encuentra ubicado en las faldas del monte Fuji y que tiene la reputación de ser el más elegido por los suicidas en el país nipón.

Sin embargo, todo dio un giro inesperado cuando el equipo del youtuber capturó una escena en la cual se ve el cuerpo de una persona que se habría suicidado. Con ello, empezó una de las polémicas más fuertes en las redes sociales del presente 2018.

Como era de esperarse, en las pocas horas que el video de Logan Paul estuvo colgado en YouTube, este alcanzó a un gran público: cerca de seis millones habían visto esta apología al suicidio. Miles de comentarios negativos comenzaron a invadir su canal en una forma de rechazo de este contenido. Y a pesar de todas las críticas, el video obtuvo en un tiempo mínimo cerca de 600 000 ‘me gusta’, una cifra que da cuenta de que la censura digital no basta al momento de impedir que un material como este circule por la red y que sea apetecido por los usuarios.

El poder que poseen actualmente las redes sociales no se puede desestimar al momento de subir algo a la Internet. El mismo Logan Paul, en un comunicado difundido luego de que diera de baja al video, expresó que “es fácil dejarse llevar en el momento sin sopesar totalmente las posibles consecuencias. A menudo me han recordado lo lejos que realmente llegué y que un gran poder trae consigo una gran responsabilidad”.

A pesar de que Google tomó parte para que este material no se difundiera, el contenido ya ha traspasado los límites posibles. En Twitter ya se pueden apreciar las tomas de Logan Paul y cientos de usuarios se mantienen a la expectativa de que se desbloqueen las restricciones en otros sitios para verlo por completo.

Pero quienes mantienen una postura directamente crítica a este fenómeno son los propios japoneses. En varios de los comentarios al material de Logan Paul aparece la palabra ‘meiwaku’, un término con el cual los nipones expresan su enojo o fastidio en torno a un acto. Muy a pesar de lo que cree el mismo youtuber, a quien se lo puede ver paseando por Tokio con mariscos muertos o dramatizando peleas callejeras, los usuarios nipones han visto a estos videos como un insulto a su estilo de vida y su cotidianidad.

A manera de enmienda, el youtuber publicó un video en el cual se disculpaba de todo lo sucedido. Pero ello no ha subsanado la polémica en la memoria nipona.

En los últimos días, colectivos digitales japoneses han presentado cartas para que se le revoque el acceso a la celebridad a esta nación. Y Twitter se convirtió en una plataforma para denunciar cómo estos videos son una clara violación del derecho de la privacidad de los ciudadanos del país asiático, además de una ofensa dentro un recinto que se considera sagrado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (16)