21 de mayo de 2016 00:00

Vivienda temporal se transforma en casita permanente

Los módulos hechos de bambú para colocar en las paredes se arman previo a la colocacón.

Foto referencial. Los módulos hechos de bambú para colocar en las paredes se arman previo a la colocacón. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
construir@elcomercio.com (I)

Un nuevo proyecto, que deriva de uno que ya tiene más de 70 viviendas temporales construidas, florece para las zonas de Manabí afectadas por el terremoto de 7.8 grados Richter del 16 de abril.
Las Casitas Campesinas Emergentes se levantaron con estructura de bambú, techo de plástico reflectivo (que genera frescura en el interior) y paredes de malla de sarán. Con esa base, ahora pueden convertirse en soluciones definitivas para las familias damnificadas.

La situación requería inmediatez, por lo que se aplicó una solución que responda a esas necesidades. Ahora, a medida que mejoran las condiciones de las familias, la estructura de estas viviendas puede perfeccionarse poco a poco, añadiendo paredes y pisos de bambú u otros materiales idóneos.

Manuel Pallares, representante del proyecto, asegura que desde el principio se pensó en un modelo que pueda ser aplicado inmediatamente en la zona, con materiales baratos y sencillos.

“La idea era tener un modelo que se adapte a la realidad de un terremoto. Que personas de bajos recursos puedan construir una casita temporal, pero que esa misma casita se pueda convertir fácilmente en permanente”.

Según Pallares, en el proceso de perfeccionamiento, también se pueden enlucir las paredes de bambú o colocar soluciones internas como el gypsum.

Además, no se usa madera para las casas, con lo que los constructores quieren aportar al cuidado del ambiente. “Se trata de una solución integral en diseño, financiamiento y conciencia ecológica”, dice el vocero.

Chamanga, Tosagua, Chorrera, Pedernales, Surrones, Tabuga, Cojimíes, Coaque, El Matal, Jama y Bonilla ya cuentan con el modelo inicial que se arma en apenas tres horas, con la mano de obra de cuatro a seis personas. La vivienda perfeccionada es un prototipo que se aplicará en varias zonas.

Para empezar, en los próximos quince días se materializará el proyecto en Chamanga y Tosagua. El diseño y fabricación se realiza por módulos, de manera que se lleven soluciones listas para aplicar a las estructuras ya levantadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)