4 de November de 2014 20:57

El cuerpo absorbe mejor la vitamina C inyectable

El tratamiento se usa en Alemania y Suiza como complemento de las quimioterapias. Foto: Archivo.

El tratamiento se usa en Alemania y Suiza como complemento de las quimioterapias. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 27
Triste 7
Indiferente 5
Sorprendido 36
Contento 92
Isabel Alarcón Redactora (I)
ialarcon@elcomercio.com

Laboratorios privados y especialistas en medicina alternativa promueven el uso de la vitamina C, pero aplicada de forma poco usual. No a través de pastillas o frutas, sino con inyecciones.

Se promociona como una alternativa para tratar y prevenir enfermedades graves como el cáncer. Esto porque supuestamente permite una mejor y más rápida absorción del cuerpo.

Según Sukamrita Beat Wettstein, especialista en medicina biológica alemana, este tipo de tratamiento se originó en Alemania para curar enfermedades, reforzar las defensas y prevenir el surgimiento de otras patologías.

La denominada megadosis de vitamina C es un tratamiento que permite una distribución por todas las células del cuerpo y ayuda a producir mayor energía y destruir células cancerígenas.

Además, explica Sukamrita, el organismo absorbe el 100% de sus propiedades a diferencia de la ingesta oral, donde solamente se retiene un 5% de sus beneficios.

Salomé Álvarez, otra especialista en medicina alternativa, explica que al administrar la vitamina C de forma intravenosa se logra una mayor concentración de ácido ascórbico. Al paciente se le coloca un suero de 100 cc de esta solución salina, la cual se administra dependiendo de la patología.

Es por esto que cada suero se prepara de diversas formas. Primero se realiza una evaluación del paciente para determinar qué componentes necesita su organismo y cuál es la intención del tratamiento.

Así, explica Álvarez, se prepara el coctel de vitamina C al que se le agrega magnesio, calcio, cobre, silicio o cualquier otro “oligoelemento”.

Para prevenir enfermedades, la dosis más pequeña
es de 7 gramos, mientras que para padecimientos leves o en caso de que ya superó una patología grave se administran un tope de 15 gramos.

Para tratar una enfermedad crónica o como complemento en el tratamiento de diversos tipos de cáncer se utilizan dosis de 50 gramos por sesión.

La sustancia es aplicada de tres a cuatro días hasta llegar a los 300 gramos que es la cantidad “ideal” para quienes padecen de estos síntomas.

Un estudio del Instituto Nacional de la Salud en Maryland y el Laboratorio de Bioquímica del Centro de Evaluación de Drogas e Investigación del Food and Drug Administration (FDA) determinó que las concentraciones de vitamina C que se obtienen solamente por vía intravenosa son capaces de eliminar selectivamente las células cancerígenas .

Según Sukamrita, en países como Alemania y Suiza esta terapia se utiliza como un complemento de la quimioterapia. Además, sostiene que generalmente las personas piensan que la vitamina C es útil únicamente para prevenir resfriados o infecciones. Pero este también es un remedio eficiente para quienes sufren de alergias, es un protector del sistema inmunológico y cardiovascular ya que “previene problemas cardíacos”.

Pero la nutricionista Belén Ocampo afirma que con una dieta adecuada de frutas y vegetales ricos en esta vitamina se puede obtener correctamente la dosis recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin apelar a las inyecciones.

El organismo aconseja de 45 a 90 miligramos diarios en adultos. Pero se debe consultar al médico de cabecera en caso de que se aplique como un acompañante en tratamiento de enfermedades crónicas.

La sobreexposición al ácido ascórbico es poco probable, según la nutricionista, ya que esta vitamina es soluble en agua; se elimina y no se acumula en el organismo. Según la OMS no se debe superar los 500 miligramos diarios. Sumakrita explica que esta sustancia debe ser administrada por un profesional. El producto, además, debe tener registro sanitario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (134)
No (18)