13 de January de 2014 13:30

Cada vez menos fumadores en EE.UU. tras 50 años de guerra contra el tabaco

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hace 50 años el 42% de la población de EE.UU. fumaba y se podía encender un cigarrillo en casi todas partes. Pero todo cambió el 11 de enero de 1964, cuando por primera vez las autoridades sanitarias vincularon el tabaquismo al cáncer de pulmón.

El reporte sobre Tabaco y la Salud del Cirujano General estadounidense, principal portavoz del país en materia de salud pública, marcó el inicio de una fructífera e incansable lucha contra el tabaquismo: actualmente, sólo el 18% de los estadounidenses fuma y el consumo de cigarrillos por persona se ha reducido en más de un 70%.

“Este informe, y los esfuerzos contra el tabaco iniciados a continuación, representan la campaña de salud pública de mayor éxito del país en la historia moderna en términos de beneficios para la población”, dijo David Levy, un demógrafo de la Universidad de Georgetown en Washington, co-autor de un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), con motivo de este aniversario.

Según este trabajo, los esfuerzos para disuadir a las personas de fumar ayudaron a salvar ocho millones de vidas en los últimos 50 años, periodo durante el cual el tabaco mató a unos 18 millones de personas.

La tasa de cánceres de pulmón diagnosticados se redujo un 2,5% en hombres y un 1,9% en mujeres entre 2005 y 2009, según un informe publicado el jueves por los Centros Federales para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

La disminución del consumo de tabaco también ha contribuido a reducir las muertes derivadas de enfermedades cardiovasculares, que según un estudio de 2007 publicado en el New England Journal of Medicine, han disminuido un 12% de 1980 a 2000.

5,7 millones de muertes por año

El documento de 1964, de 400 páginas y portada de todos los diarios de entonces, provocó una amplia movilización de los poderes públicos.

En 1965, el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que obligaba a las tabacaleras a poner advertencias en los paquetes de cigarrillos. En 1967, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) ordenó a la televisión y a las emisoras de radio disponer de espacios para difundir mensajes contra el tabaco, y acabó prohibiendo la publicidad de las tabacaleras en 1971.

Bajo la presión de los movimientos contra el tabaco, se establecieron zonas de no fumadores a partir de los años 1970 en aviones, lugares públicos y restaurantes. Esta medida se extendió gradualmente hasta alcanzar la prohibición total. Desde 1990, está prohibido fumar en todos los vuelos internos en Estados Unidos y desde el 2000 en todos sea cual sea el destino.

En la actualidad, 30 estados y la capital federal Washington DC, así como cientos de ciudades y condados prohíben fumar en restaurantes y bares. Paralelamente, ha habido un considerable aumento de los impuestos a los cigarrillos.

Los fabricantes de cigarrillos también han sido blanco de numerosas demandas, la más espectacular realizada por unos 40 estados que reclaman una indemnización por el costo del tratamiento de los pacientes con enfermedades derivadas del tabaquismo.

Los fabricantes acordaron finalmente en 1998 pagar USD 200 000 millones y limitar la publicidad dirigida a los jóvenes. Sin embargo, todavía gastan 8.800 millones de dólares al año en publicidad, según la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) , la agencia nacional de protección del consumidor.

A pesar de estos dramáticos avances contra el tabaquismo en las últimas décadas, 44 millones de estadounidenses siguen fumando y 443.000 mueren cada año por enfermedades relacionadas con el tabaco, que continúa siendo la principal causa evitable de muerte, de acuerdo con los CDC.

El último estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el tabaquismo es responsable de 5,7 millones de muertes al año en todo el mundo.

La proporción de la población mundial que fuma también ha disminuido desde 1980, pero el número de fumadores ha aumentado considerablemente debido al crecimiento de la población, según un informe estadounidense publicado recientemente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)