16 de septiembre de 2016 08:45

Vestidos románticos y transparencias en el arranque de la London Fashion Week

Modelos presentan las creaciones de Teatum Jopnes durante la pasarela primavera/ verano 2017 en la London Fashion Week. Foto: AFP.

Modelos presentan las creaciones de Teatum Jopnes durante la pasarela primavera/ verano 2017 en la London Fashion Week. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La London Fashion Week, uno de los escaparates de la moda internacional más vanguardistas, arrancó hoy (16 de septiembre de 2016) con diseños que apuestan por vestidos largos, ceñidos en el torso pero con faldas vaporosas, y por las transparencias, de la marca Teatum Jones para la colección primavera/verano 2017.

Un total de 83 diseñadores desfilarán sus ideas innovadoras hasta el próximo 20 de septiembre  por las pasarelas de la capital británica, donde hoy se vio una apuesta romántica para vestir a la mujer durante las estaciones más calurosas del próximo año.

Además, el festival también contará con alrededor de 150 diseñadores que presentarán, fuera de la pasarela principal, sus nuevas colecciones en diversos puntos de la ciudad.

La semana de la moda de Londres defiende que la capital sigue siendo "un epicentro fuerte" del comercio y de la creatividad en el mundo de la moda. Y que el hecho de que los británicos hayan votado por la salida de la Unión Europea no cambiará el "peso internacional" que tiene la ciudad en la industria textil.

"En los últimos meses se ha visto una subida de las ventas en el negocio de la moda (británica)", declaró hoy la directora del Consejo General de la Moda, Caroline Rush, durante el lanzamiento del festival en la Royal Exchange, una antigua bolsa de comercio situada en el barrio de las finanzas londinenses.

La experta en industria textil defendió que la moda británica "sigue en el mercado europeo", pues "el 70 % del mercado textil del país va a Europa".

Esta visión positiva de la moda del Reino Unido también fue compartida por la diseñadora de complementos británica Anya Hindmarch, que declaró a los medios que brexit no es sinónimo de "aislamiento".

"Yo hago casi todo en Italia", dijo la creadora, que mostrará sus últimos modelos por la London Fashion Week el próximo domingo 18 de septiembre.

El programa de este año está plagado de desfiles firmados por los modistos o firmas reconocidos y veteranos como la marca de lujo británica Burberry, el danés Peter Jensen, el londinense Jasper Conran, el español Emilio de la Morena, el norirlandés J.W.Anderson -que también es director de la firma española Loewe- o la casa de moda francesa Mm6 Maison Margiela.

El pistoletazo de salida en la pasarela del Soho londinense lo dio un video de jóvenes, que con fuerte acento británico hablaban sobre la educación, el sexo y la libertad de expresión.

Declaraciones como "no dejes que nadie te diga con quién tienes que ir a casa", se mezclaron con la música techno que acompañó al primer desfile de los diseñadores Cathering Teatum y Rob Jones. Ellos apostaron por trajes románticos con transparencias y rotos que dejaban entrever las caderas de las modelos y un estilo más informal para los caballeros.

El primer desfile de la temporada dejó percibir tres paletas de colores. Arrancó con pastel y estampados, luego mostró tintes más vivos con diseños que recordaban a las pinturas del barcelonés Joan Miró y cerró con una gama monocromática.

Otro desfile previsto para hoy es el del diseñador coreano Choi Eudon, que se formó inicialmente como creador de ropa masculina, pero al llegar a la ciudad del Big Ben estudió para ser modisto de vestimenta femenina.

También acudirá a la pasarela el Turco Bora Aksu, que suele exhibir piezas de estilo romántico pero con un toque oscuro, combinando vestimentas inspiradas en su país natal con transparencias y minifaldas.

Según los organizadores del evento se estima que los pedidos de las nuevas colecciones generen alrededor de USD 132 millones. Además, este año marcas británicas como el gigante textil Topshop o la glamurosa Burberry darán la opción a los espectadores de comprar la nueva colección momentos después del desfile a través de Internet.

Hacerse con una entrada para ver los maniquíes luciendo las últimas tendencias es algo extremadamente complicado y reservado a la elite de la moda.

Es por ello que este año se podrán ver los pases de modelos a través de diversas pantallas gigantes situadas en Carnaby Street, la calle principal de Soho. Y se espera que la selección de diseños de la London Fashion Week llegue a 180 países mediante retransmisiones en directo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)